Jerez

El 'Congreso de los concejales'

  • El debate de temas nacionales en el pleno hurta horas de análisis sobre asuntos de importancia para Jerez

  • Ya se habla de tiempo preelectoral...

Instantánea de una discusión entre el portavoz de IU, Raúl Ruiz-Berdejo, y el teniente de alcaldesa José Antonio Díaz (de espaldas). Instantánea de una discusión entre el portavoz de IU, Raúl Ruiz-Berdejo, y el teniente de alcaldesa José Antonio Díaz (de espaldas).

Instantánea de una discusión entre el portavoz de IU, Raúl Ruiz-Berdejo, y el teniente de alcaldesa José Antonio Díaz (de espaldas). / vanesa lobo

Quizás los ciudadanos no lo sepan pero el pleno del Ayuntamiento de Jerez es el 'Congreso de los Concejales'. Asuntos de altura nacional (e incluso internacional, en ocasiones) se debaten de forma apasionada, acalorada con discursos en los que suele escaparse algún que otro insulto. Descalificaciones como "payaso", "tonto" o "ridículo" son de lo más habitual en el salón municipal donde, se presume, deberían tratarse los problemas que afectan a los jerezanos y no aquellos que afectan al conjunto de la ciudadanía española. Para eso están otras más altas instituciones (con perdón) como son el Congreso y el Senado, además de la Junta de Andalucía.

Entre los asuntos que ayer se trataron en el pleno estuvieron el sistema público de pensiones, la equiparación de las pensiones de viudedad, la derogación de la prisión permanente revisable en el Código Penal Español, el Impuesto de Sucesiones, la reforma de la Ley Hipotecaria, la autovía A-382 o, incluso, la gestión de la sequía por parte de las administraciones competentes, sin olvidar la desigualdad retributiva entre la Policía Nacional y la Guardia Civil en relación con las policías autonómicas, entre otros.

Las palabras "tiempo preelectoral" sonaron con fuerza en este pleno ordinario. Y es que las intenciones de estas propuestas de 'altura' van más encaminadas a minar la moral y la imagen del adversario político y obtener un rédito más que, a qué negarlo, conseguir que alguien tenga en cuenta que el pleno de Jerez está a favor de que se perpetúe el Impuesto de Sucesiones, como fue el caso.

Apenas 25 minutos habían transcurrido del encuentro municipal de concejales cuando se produjo el primer rifirrafe. Los protagonistas fueron Antonio Saldaña, un experto en la dialéctica encendida, y el teniente de alcaldesa Santiago Galván, el hombre de los números. Defendió Saldaña que los resultados aportados en las cuentas generales no contenían los resultados ajustados. Dijo, literalmente, que Enrique Espinosa (delegado de Economía en el anterior gobierno municipal) "tiene más categoría que muchos de los que hablan ahí". El político popular suele estar en todas las salsas, y especialmente a gusto se siente si son bravas o picantes. Laura Álvarez le dijo que había estudiado en una Universidad privada, lo que encendió los ánimos de éste, quien lo negó y, de pasó, hizo gala de, ciertamente, un envidiable curriculum. Todo ello se enmarcó dentro de un debate sobre la UNED, la Universidad a Distancia, sobre la cual el Ayuntamiento no tiene la menor potestad ni capacidad de decisión. Hasta los colores que tiene la crisis económica (¿los tiene?) estuvieron en el debate. Que si la culpa fue de Zapatero, que si la culpa fue de Rajoy. En fin.

A la hora de debatir de forma encendida, ya se sabe, cualquier excusa es buena. Así, al PP se le echó en cara que ayer faltaran tres de sus concejales ante el pleno en el 'pleno' que cosecharon el resto de grupos. No en vano María José García-Pelayo, Susana Sánchez Toro y Carmen Pina estuvieron ausentes. En otro cruce desde el PP se criticó que fuera el teniente de alcaldesa Francisco Camas quien defendiera una proposición para que se dote a nuestra ciudad de los mecanismos y herramientas que contempla la Ley Penal del Menor. La alcaldesa dijo que "el grupo socialista es quien decide quién debate los asuntos y no ustedes. Estaría bueno". El ambiente, ya se ve, no fue precisamente pacífico.

La sesión se interrumpió a las dos y media de la tarde para que los concejales pudieran almorzar. Una hora más tarde se reanudó. Y parece que la ingesta ayudó a que la ironía subida de tono estuviera aún más presente. Fue entonces cuando el socialista José Antonio Díaz llamó a Saldaña "el mayor payaso del Pleno". Todo porque éste acusó al PSOE de hacer el ridículo al hacer un 'copipegui' sobre las obras de ampliación de la A-382 (Jerez-Antequera) de un documento que fue presentado días antes en Diputación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios