Jerez

Fedejerez saborea el buen año del jerez

  • La patronal destaca la "unidad, firmeza y claridad de ideas" de las bodegas asociadas en un año no exento de dificultades

  • "Estamos en el buen camino", asegura su presidente

Bodegueros y responsables del sector del vino de Jerez, ayer durante la convivencia navideña tras la asamblea de Fedejerez en la viña El Majuelo. Bodegueros y responsables del sector del vino de Jerez, ayer durante la convivencia navideña tras la asamblea de Fedejerez en la viña El Majuelo.

Bodegueros y responsables del sector del vino de Jerez, ayer durante la convivencia navideña tras la asamblea de Fedejerez en la viña El Majuelo. / miguel ángel gonzález

El que ahora se cierra ha sido un buen año para el jerez, aunque no exento de obstáculos. Pero las bodegas del Marco están convencidas de que están en el buen camino para rememorar tiempos gloriosos y eso se nota en el ambiente. Las cosas siguen cambiando para bien en la industria vinícola local, que ayer hizo gala de su unidad frente a escollos como el de la subida de los impuestos al alcohol que discrimina a los vinos generosos andaluces en la tradicional asamblea de diciembre de Fedejerez.

La presencia masiva de asociados, con muchos de sus primeros espadas al frente, es síntoma inequívoco del buen ambiente y el optimismo actual del sector, el mismo que se respiró ayer en el concurrido encuentro prenavideña de la patronal bodeguera celebrado en el Castillo de Macharnudo (viña El Majuelo) de Fundador.

Las bodegas hacen piña en torno a Fedejerez, mensaje de unidad con el que la patronal despide un año del que su presidente, Evaristo Babé, hace balance positivo pese a las dificultades que han puesto a prueba la fortaleza del sector, en clara alusión, aunque sin citarlos, al ya prolongado conflicto del 'Bag in Box', a la huelga de la Vid o al último revés del aumento de la presión fiscal sobre el jerez tras la subida del 5% del impuesto especial que grava los denominados productos intermedios -los vinos de Jerez, Montilla y Condado de Huelva por su encabezado con alcohol y el vermú-.

Esta medida ha sido ampliamente criticada por las organizaciones representativas del sector vinícola en el ámbito estatal y local, pues no sólo discrimina a los generosos andaluces respecto a los vinos tranquilos, sino también respecto a la cerveza, que apenas representa el 27% de la recaudación del impuesto especial pese a suponer esta última bebida la mitad del total de alcohol que se consume en España.

En palabras de Babé, "ha habido momentos difíciles y se ha intentado resquebrajar la unidad de las bodegas, pero las empresas saben que estamos en el buen camino , aunque aún queda mucho trecho por recorrer". La cuestión es que el aumento de valor experimentado por el vino de Jerez es prometedor, pero aún no es suficiente para compensar la caída de ventas, aunque hay confianza en alcanzar en un tiempo prudente el punto de inflexión.

En consecuencia, la patronal bodeguera despide el año con un mensaje contundente de "firmeza y claridad de ideas" de cara al futuro inmediato del sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios