La página ecuestre

Ignacio Rambla recupera el trono de la Real Escuela

  • La institución del Recreo de las Cadenas le vuelve a nombrar director técnico tras una década como responsable de competiciones deportivas

Comentarios 2

El jinete olímpico Ignacio Rambla ha vuelto a ser nombrado director técnico de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, institución a la que pertenece desde que lo descubrió Álvaro Domecq (Alvarito) hace décadas. La Real Escuela de Arte Ecuestre, que ha preferido guardar silencio en este asunto, le ha otorgado a Ignacio Rambla muchas comodidades a lo largo de la vida deportiva y profesional del jinete, pero también se las ha quitado años después.

Tras la salida de Alvarito del despacho principal del Recreo de las Cadenas en 1996, Ignacio Rambla, Rafael Soto y todos los jinetes de esta generación se quedaron huérfanos y, lo que es peor, desunidos. Ningún otro director, ni siquiera el propio Rambla, que tomó el relevo a su maestro en el cargo, ha conseguido ofrecer una imagen tan sólida de la vida de la cuadra de la institución ecuestre como la que imprimió el ganadero jerezano.

Pero la llegada de Rambla a la dirección de la Real Escuela no mejoró las cosas. El jinete, que había brillado como ningún otro deportista de Doma Clásica hasta entonces, no manejó igual de bien la situación en el terreno burocrático, lo que le costó el cargo, la amistad con parte de los jinetes de su generación y, lo que fue más triste, el respeto de Alvarito, que observaba desde fuera. En otras palabras, a Ignacio Rambla le reprocharon que se le subió el cargo a la cabeza, aunque su talla como jinete jamás se puso en cuestión.

Ignacio Rambla siguió en la escena deportiva más allá de su debut olímpico de Atlanta 96, Juegos Olímpicos en los que participó con el Pura Raza Española de Yeguada Militar 'Invasor'. Luego llegaron 'Distinguido', 'Granadero' y 'Oleaje' y a todos ellos los colocó a nivel olímpico, a pesar de que eran caballos clasificados casi siempre a la cola del equipo español. Por esa época, 'Beauvalais', de Ferrer Salat, 'Guizo', de Jiménez, o 'Invasor', de su colega Rafael Soto, puntuaban por encima de las monturas de Rambla. En cualquier caso, Ignacio seguía en la estela deportiva de elite.

Pero de un día para otro a Ignacio Rambla le asignaron otro cargo, de categoría notablemente inferior. Empezó a controlar el Área de Competiciones Deportivas para dejar en su lugar al jinete José María Sánchez. Y ahí, en un exilio relativo ha estado durante diez años. De hecho, la Real Escuela no ha hecho todavía oficial su nombramiento y en el organigrama de la web aún figura como responsable de Competiciones Deportivas.

Ignacio Rambla, junto a Rafael Soto, han sido sin lugar a dudas los jinetes de Doma Clásica más laureados que ha dado Jerez. Descubiertos y formados por el veterano Alvarito, ambos han seguido su formación y perfeccionamiento bajo el paraguas de la Real Escuela, aunque también son cotizados profesores fuera de las paredes del Recreo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios