Jerez

Indignación vecinal ante la inacción municipal en el canal de Las Flores

  • Salud Pública instó a Medio Ambiente en junio a intervenir ante la presencia de aguas fecales y roedores

  • El Ayuntamiento afirma que se limitará a continuar con las acciones de desratización

Agua estancada en el antiguo canal de Las Flores, de donde proceden los malos olores. Agua estancada en el antiguo canal de Las Flores, de donde proceden los malos olores.

Agua estancada en el antiguo canal de Las Flores, de donde proceden los malos olores.

La asociación vecinal 'Punta del Norte' ha mostrado su malestar tras las declaraciones del delegado municipal de Medio Ambiente, José Antonio Díaz, en el último pleno municipal. En concreto, desde las filas del PP, el concejal Javier Durá preguntó al gobierno local por las actuaciones que tenía previstas realizar en Las Flores, tras el informe emitido por Salud Pública ante el vertido de aguas fecales en el canal de la barriada y por la proliferación de ratas.

Lejos de ofrecer una solución al problema denunciado por los vecinos, el edil José Antonio Díaz se limitó a señalar que el Ayuntamiento "como estamos haciendo en la mayoría de los barrios de la ciudad" va a "seguir aumentando las actuaciones de desratización y desinsectación". "Hay que recordar que en diciembre de 2015 pusimos en marcha un nuevo servicio que no tenía esta Ayuntamiento y atendemos todas las demandas de los vecinos de Jerez como bien merece la ciudad", zanjó Díaz.

El Consistorio no tiene plazo límite para actuar "al no haber riesgo inminente para la salud"

La asociación que preside Charo López ha dejado clara su indignación por unas palabras, las del edil de Medio Ambiente, "en las que deja patente que el Ayuntamiento no piensa tomar cartas en el asunto". Las declaraciones han caído como un jarro de agua fría para unos vecinos que, especialmente ahora en verano, están sufriendo malos olores a diario. Aseguran que las aguas estancadas en el canal "nos obligan a cerrar las ventanas por las noches para dormir a pesar del calor porque el mal olor no nos deja conciliar el sueño". De hecho, es un problema que afecta no sólo a las viviendas colindantes al canal, "sino que los que vivimos más lejos también estamos sufriendo las consecuencias del agua estancada porque el olor también nos llega", afirma Charo López.

Hay que recordar que los vecinos de Las Flores llevan años reclamando el soterramiento del antiguo canal de riego que atraviesa la barriada para acabar con los malos olores y la proliferación de roedores y otros animales. A pesar de que los más afectados son los vecinos de las calles Halcón y Golondrina, por su cercanía, dependiendo del viento el problema afecta a más zonas de la barriada. Por ello, y ante la pasividad de la Junta y el Ayuntamiento, la presidenta Charo López presentó el 1 de junio una denuncia en Salud Pública para informar de la situación. Tras la denuncia y la visita de un inspector a la zona, a finales de junio la dirección general de Salud Pública dio la razón a los vecinos, exigiendo al gobierno local que actuase para solventar el problema. En concreto, tras la denuncia, la Unidad de Protección de la Salud informó a la asociación vecinal de que "realizada visita de comprobación, se remite a la delegación de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Jerez el informe técnico sanitario elaborado para que se adopten las medidas oportunas y le informen del resultado de las mismas". De hecho, el informe realizado por el inspector de Salud Pública constata la existencia del mal olor en las proximidades del canal donde, además, "se oye ruido de aguas que proviene de un colector de aguas fecales que va a parar al mismo". Se detalla igualmente que al mover las cañas para ver el canal "salen mosquitos y el olor va aumentando".

Así las cosas, desde Punta del Norte no comprenden que la advertencia de Salud Pública a la delegación de Medio Ambiente del Ayuntamiento haya quedado en papel mojado. El problema es que, según fuentes de la delegación territorial de Salud -de la que depende Salud Pública- consultadas por Diario de Jerez, "al no haber riesgo inminente ni grave para la salud no hay plazo para que se subsanen las deficiencias reflejadas por los inspectores". Además, "por ese mismo motivo, tampoco se prevén sanciones" a la Administración local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios