Jerez

Interpuesta una doble querella contra el ex torero Juan Pedro Galán

  • Carlos Aguilar asegura que “hubo maltrato y violencia” a su madre y le acusa de “estafa documental y suplantación de identidad con firmas de mi padre”

Botas de vino con los nombres de la familia Galán. Botas de vino con los nombres de la familia Galán.

Botas de vino con los nombres de la familia Galán.

El ex torero jerezano Juan Pedro Galán deberá hacer frente en adelante a dos querellas, una presentada por su ‘hermano’ Carlos Aguilar y otra por Isabel Aguilar, la pareja de su “padre biológico”, Juan Galán, según explica Carlos Aguilar

El jerezano que reclama ser reconocido como hijo biológico del ex torero y ex empresario Juan Galán, ya fallecido, desvela otro ‘capítulo’ de su relación con el que él considera su hermano Juan Pedro Galán. Afirma rotundo que el día en el que falleció Juan Galán, su madre, Isabel Aguilar, se desplazó hasta el hotel Los Naranjos de las Cabezas de San Juan para preparar la ropa con la que debía vestir a Juan Galán antes del entierro y luego volver al tanatorio a velar por los restos del difunto; según relata Carlos Aguilar, al mismo tiempo, el ex torero e hijo de Juan Galán, Juan Pedro Galán, se desplazó también a Las Cabezas de San Juan, “donde coincidió con mi madre. Su sorpresa fue mayúscula al ver entrar a su hijo Juan Pedro Galán dando gritos como “ven aquí..., que vengas aquí te digo”, según se relata en la querella interpuesta. “Le agarró por el brazo y le forzó, y le obligó a abrir la puerta de la oficina que era suya y de mi padre. Mi madre, evidentemente mal hundida por la pérdida de su esposo de toda una vida, no daba crédito. Mi hermano Juan Pedro empezó a dar patadas a la puerta y entre gritos mi madre accedió a abrir la puerta. Mientras todo eso sucedía el resto de la familia Galán estábamos en el tanatorio de Jerez. Tras varias patadas a la puerta Juan Pedro logró que le abriera la puerta y el personal del hotel, por cierto citado a juicio como testigos, no daba crédito a lo que estaba sucediendo. Una vez dentro del despacho y tras agarrar a mi madre, Juan Pedro le preguntó a gritos dónde estaba el dinero de mi padre, y todos sus documentos. Le pidió las llaves de la caja fuerte y retiró todo el dinero en efectivo, así como documentos y las llaves de otra caja fuerte que mi padre tenía en Portugal. Mi madre sufrió un ataque de ansiedad y el personal del hotel la tranquilizó. No se llamó a la Guardia Civil, cosa que no entiendo, porque es un claro hecho de maltrato y de violencia, aunque este episodio está ya en manos del abogado penalista Marcos García Montes con una querella criminal por lo penal interpuesta por mi madre contra su hijo Juan Pedro Galán por una serie de delitos muy graves”.

Carlos Aguilar. Carlos Aguilar.

Carlos Aguilar.

Carlos Aguilar también se persona en la causa con otra querella criminal por lo penal. Conviene recodar que el juez hace días dio orden de notificar una demanda de Carlos Aguilar a Juan Pedro Galán y a sus dos hermanas reclamando ser reconocido miembro de la familia.

“A una madre no se le hace daño bajo ningún concepto. Una madre es sagrada. Espero que el juez y el fiscal y actúen en consecuencia. Son historias que van saliendo a la luz pública y desde luego esto no lo pienso permitir, no voy a permitir que nos estafe, nos engañe y amenace. No voy a permitir que maltrate físicamente y psicológicamente a nuestra madre. De hecho, mi madre esta acudiendo al psicólogo y al psiquiatra, la estoy apoyando día a día. Si mi padre levantara la cabeza...”.

Juan Pedro Galán. Juan Pedro Galán.

Juan Pedro Galán.

“Mi hermano Juan Pedro ha dado con un hueso duro, como soy yo. De mi madre y de mis hermanas se reirá pero de mí, aseguro que no, y no le tengo ningún miedo. A veces me parece todo surrealista, cómo un hijo y un hermano puede hacer todo esto. Y le doy un aviso, no sólo fue ese episodio, hay más y los explicaré ante el juez. Por ejemplo, hace un par de días le mandó a mi madre un segundo burofax queriéndole quitar sus vehículos. ¿Venganza? ¿Odio? Porque yo estoy finalizando una lucha que no le interesa para nada”, señala, a lo que añade que “mi abogado Marcos García Montes tiene documentos para meter ahora a mi hermano Juan Pedro en prisión. Entre ellos un informe grafotécnico firmado por un experto perito judicial que afirma y concluye que cometió estafa documental y suplantación de identidad, y firmas de mi padre con retiradas del negocio familiar de hasta 60.000 euros en dos actuaciones, de unos 30.000 euros cada una. El perito esta citado en los juzgados de lo penal de Jerez ya”.

“Por lo visto la prisión no le hizo efecto en su día, porque recordemos que está imputado en la conocida como Operación Toscana”, recalca.

“Mi lucha ya como hijo biológico fue dura, muy dura, con la confesión de mi madre, le pese a quien le pese. Pero esto finalizará pronto. Mis hermanas Eva Galán y Rocío Galán saben de todos estos episodios, aunque mantienen silencio por miedo. Pero yo no pararé hasta hacer justicia y hasta logra que los herederos de mi padre dispongan lo que por ley nos pertenece”.

Por último, señala que “otra fechoría tiene que ver con un piso de mi madre que tiene alquilado a un trabajador de mi hermano Juan Pedro. Hace ocho meses que mi madre no cobra el alquiler y sabemos que Juan Pedro se lo está descontando de su sueldo al trabajador para quedárselo él, en lugar de ingresarlo mi madre”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios