Laboral

Jerez, ciudad de servicios

  • La ciudad se encomienda a los servicios ante la falta de alternativas para crear empleo. La dependencia del sector terciario crece diez puntos desde el inicio de la crisis.

Comentarios 6

El Nobel de economía, Paul Krugman, argumenta que la menor productividad del sector servicios y la dificultad para mejorar su productividad es el principal factor del estancamiento de los niveles de vida en muchos países. En el caso de Jerez, la falta de un modelo económico definido desde hace décadas y la crisis han agudizado la dependencia del municipio del también llamado sector terciario, enfocado a la distribución y el consumo más que a la producción propiamente dicha.

Los indicadores reflejan mes a mes el cada vez mayor predominio de los servicios en la economía jerezana y su elevada exposición a los efectos de la estacionalidad, de ahí los vaivenes en las estadísticas de creación y destrucción de empleo en función de la época del año.

El municipio jerezano abrió en marzo con la celebración de la Semana Santa la temporada de los grandes eventos, que llevó aparejada la reducción de 650 parados, de los que el 85% estaban adscritos a los servicios, macrosector que agrupa actividades tan dispares como la hostelería, el turismo, el comercio, los servicios personales y a empresas, el transporte, el ocio, la cultura, el deporte, los espectáculos... El sector terciario concentra además al 62% de los demandantes de empleo con carné de paro, cuando en el año 2008, por estas mismas fechas, estaban por debajo del 50%.

La evolución de la contratación en marzo también refleja esta realidad, pues casi seis mil de los 8.258 contratos suscritos en Jerez en el tercer mes del año correspondieron al sector servicios, protagonista por tanto de más del 70% de estas altas laborales. Antes de la crisis, en marzo de 2008, los contratos del sector servicios representaban diez puntos menos, es decir, el 60% del total.

Y dentro del sector servicios, camareros y vendedores se llevan con más de 1.800 y 900 contratos, respectivamente, es decir, que una de cada tres nuevas altas que se produjeron en la ciudad en el mes de marzo se inscriben a la demanda de trabajadores de los servicios de restauración y al comercio.

A falta de alternativas más productivas, a día de hoy el sector servicios es el único capaz de crear empleo, de ahí su crecimiento exponencial en una ciudad lastrada por el paro. Los datos expuestos explican, en buena medida, las elevadas tasas de paro del municipio jerezano, situación similar a la que atraviesa la provincia, donde la inmensa mayoría de los desempleados proceden del sector servicios, que a su vez es el que genera más empleo, claro que temporal, con el 71% de las contrataciones de marzo y un incremento desde 2008 de en torno al 20%.

En Andalucía, sin embargo, los contratos del sector servicios en el mismo periodo apenas han variado -el de los últimos siete años- un 3% y su peso en el total de las contrataciones de marzo está por debajo del 59%.

A tenor de estos datos, la dependencia del sector servicios en materia de empleo ha crecido en más de diez puntos desde el inicio de la crisis, situación que tiene eco en el mundo de la empresa, bajo dominio absoluto en Jerez de este mismo sector.

En el ámbito empresarial, la externalización influye decisivamente en el aumento de las sociedades dedicadas a la prestación de servicios, en el que también se inscriben la mayoría de los nuevos autónomos, muchos de ellos parados que capitalizan las prestaciones para aventurarse en el mundo del trabajo por cuenta propia ante la falta de expectativas de encontrar una salida laboral por cuenta ajena.

El sector terciario se apuntó el año pasado más del 100% de las empresas creadas, compensando así la pérdida de sociedades del sector industrial. Pese a que en el sector servicios se crearon 330 empresas, en el cómputo global de las altas de nuevas sociedades únicamente aparecen 283, pues si bien la construcción aportó seis nuevas empresas, la industria restó por encima del medio centenar.

Al cierre de 2014, según datos de la Consejería de Economía, la ciudad contaba con un total de 12.351 establecimientos con actividad económica, en cerca de 10.500 casos, relacionada con el sector servicios, lo que viene a representar un 85% del total. Quiere esto decir que 20 de cada 25 empresas que operan en la ciudad guardan vinculación con la improductiva actividad terciaria, que salvo raras excepciones, presta sus servicios en su zona de influencia, por lo que ni se exporta ni genera royalties.

El comercio y los talleres encabezan la lista de empresas del sector servicios con cerca de 4.000 sociedad. Le siguen los establecimientos hosteleros, que superan el millar, y las manufactureras y empresas del transporte, con 750 y 645, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios