Jerez

Juan Galán reconoció a Carlos Aguilar como hijo en una notaría de El Puerto

  • Aparece un acta notarial en el que se le reconoce como miembro de la familia que se formó tras el fallecimiento de la esposa del que fue torero y afamado empresario

Carlos Aguilar, portando el acta notarial que recogió en una notaría de El Puerto. Carlos Aguilar, portando el acta notarial que recogió en una notaría de El Puerto.

Carlos Aguilar, portando el acta notarial que recogió en una notaría de El Puerto.

La demanda presentada por el jerezano Carlos Aguilar en un juzgado de nuestra ciudad para ser reconocido como hijo del torero y empresario ya fallecido Juan Galán presenta una importante novedad al ‘aparecer’ un acta notarial en el que Juan Galán reconoce como hijo y por lo tanto miembro de la familia a Carlos Aguilar.

En el acta, que estaba depositado en una notaría de El Puerto de Santa María, Juan Galán reconoce como hijos suyos a Juan Pedro Galán, Rocío Galán, Eva Galán y Carlos Aguilar. El documento, firmado también por la madre biológica de Carlos Aguilar, ha sido localizado tras año y medio de investigaciones y de gestiones por parte del propio Aguilar y obra ya en poder del demandante, y su abogado, el reconocido letrado sevillano Fernando Osuna, lo ha incorporado a la demanda y por lo tanto está ya en poder del juez.

Mi padre manifestó en su pleno derecho y en plenas facultades que soy hijo suyo”, señala Carlos Aguilar, “con lo que ya puedo incluso hasta retirar la demanda si quisiera, toda vez que por ley me correspondería la parte proporcional de la herencia”.

Según explica Carlos Aguilar, Juan Pedro Galán, hijo de Juan Galán y que no reconoce a Carlos Aguilar como hermano suyo, tiene constancia desde el pasado martes de la existencia de ese documento, pero no lo ha visto todavía.

El documento se firmó en el año 2003 y en él se puede leer que Juan Galán reconoce a Carlos Aguilar como uno de sus cuatro hijos -junto a Juan Pedro, Rocío y Eva- desde el año 1973. En el acta, el notario da fe y firman las partes interesadas.

“Si antes, con las pruebas aportadas de toda una vida, estaba claro que yo era hijo de Juan Galán, apareciendo incluso en sociedades con mi padre y mi hermano Juan Pedro Galán, en ocasiones siendo yo incluso socio único de empresas, ahora, con esta manifestación ante notario, ya no hay discusión alguna. Es que incluso en mi DNI aparece como dirección la finca El Toro, donde vivía toda la familia”, señala Carlos Aguilar.

La historia es de sobra conocida. En 1976 el torero y empresario jerezano Juan Galán funda una familia con la jerezana y también torera Isabel Aguilar, tras el fallecimiento de la esposa de Juan Galán, Manuela Naranjo. A la nueva familia Juan Galán aporta sus tres hijos, Juan Pedro (que llegó a ser un afamado torero), Rocío y Eva, mientras que Isabel Aguilar aporta a su único hijo, Carlos Aguilar.

Pasan los años y Juan Galán fallece, dejando una inmensa fortuna fruto de sus negocios, en especial hoteles de alterne. Según Carlos Aguilar, la fortuna alcanzaba en 1976 los 50 millones de euros, por lo que entiende que ahora se podría haber duplicado. Y a esos 50 millones de euros hay que sumar 17 propiedades inmobiliarias, algunas de ellas amplias fincas de mucho valor económico.

De esa herencia, Carlos Aguilar reclama 10 millones de euros y tres inmuebles, pero Juan Pedro Galán -siempre según Carlos Aguilar-, hace “oídos sordos” a esa reclamación entendiendo que no tiene derecho a recibir dinero de la herencia ni tampoco inmuebles.

En las próximas semanas se sabrá si el juez que lleva al caso admite o no la demanda de Carlos Aguilar, que como queda dicho lleva incorporada el acta notarial que ha visto la luz en los últimos días y que lleva la firma de Juan Galán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios