Jerez

Juan Galán acumuló una considerable fortuna con su desparpajo para los negocios

  • De su etapa como torero pasó a la hostelería, al sector del taxi, a representar a su hijo y a tener clubes de alterne hoteleros

Juan Galán en su faceta de torero, aunque nunca llegó a tomar la alternativa. Juan Galán en su faceta de torero, aunque nunca llegó a tomar la alternativa.

Juan Galán en su faceta de torero, aunque nunca llegó a tomar la alternativa.

Juan Galán fue una persona muy popular en Jerez y en el mundo del toro, al que era muy aficionado. De hecho en su juventud alguna vez toreó en las viejas plazas de talanquera que en aquellos años se montaban en no pocas localidades de la provincia con ocasión de las fiestas. Aunque la familia –los Galán proceden de El Portal- se dedicaba al campo y la hostelería regentando ventas, Juan comenzó como taxista para dedicarse luego a la compra venta de automóviles, camiones y autobuses estableciéndose en la calle la Merced.

Viudo Galán y con tres hijos, Juan Pedro, el varón, tuvo un talento especial para el toreo desde muy pequeño y con muy pocos años revolucionó el mundo del toro, desarrollando su carrera infantil en México en los primeros años ochenta hasta tomar la alternativa en El Puerto en 1990. Su padre, inseparable, cuidaba y dirigía su carrera en España y México, donde tuvo que desarrollarla por ser menor. También representó el fallecido patriarca a una cuadrilla de mujeres toreras con Alicia Tomás, Rosarillo de Colombia y la que sería su mujer hasta su fallecimiento en 2018 María Isabel Aguilar, que se anunciaba como Maricruz en los carteles, y que aportaba un hijo a la unión, Carlos Aguilar.

Precisamente el nombre de Juan Galán retorna a la actualidad esto días por la demanda interpuesta por Carlos Aguilar para ser reconocido como hijo de Juan Galán y tener así acceso a la herencia, algo que no aceptan sus tres ‘hermanos’.Carlos Aguilar, como se sabe, ha interpuesto la demanda en un juzgado de Jerez y ha contratado al afamado abogado sevillano Fernando Osuna para que le defienda en esta causa.

Para lograr el objetivo de ser reconocido como miembro de la unidad familiar, Aguilar argumenta que ha convivido durante más de 45 años con la familia y asegura incluso que sus tres ‘hermanos’ llamaban “mamá” a su madre biológica cuando se fue a vivir con Juan Galán.

Volviendo a la figura de Juan Galán, señalar que al tiempo amplió sus negocios con la actividad hostelera que en el sector se conoce como el ‘alterne’. Hombre hecho a sí mismo y muy emprendedor, con desparpajo para los negocios y muy buen relaciones públicas, comenzó con un local en la calle Zaragoza que fue muy popular en la noche jerezana, y terminó dirigiendo una media docena de clubs de alterne hoteleros, la famosa cadena de los Hoteles Galantería: la desaparecida ‘La Hacienda’ en la rotonda de la antigua N-IV en El Puerto, hoy hotel convencional; el ‘Hotel Garum’ de Conil, el ‘Aloha’ de Jerez, el ‘Medina Park’, en Medina Sidonia, el ‘Fontana’ en Guadacorte, en Los Barrios, y el ‘Hotel Aladín’, en Estepona.

La actividad fue altamente rentable permitiendo a la familia alcanzar un elevado patrimonio con fincas en Jerez, Portugal o El Puerto, además de las unidades de negocio del alterne y otros negocios de moda o inmobiliarios en los que incursionaba. Juan y sus hijos estaban al frente de los negocios familiares que hoy dirige Juan Pedro, un hombre que mata el gusanillo de la afición toreando para los amigos en la finca familiar ‘El Toro’, en la carretera de la Cartuja, y en su finca de Huelva.

Pero esa fortuna también atrajo la mirada de la autoridad tanto la policial como la tributaria, y los Galán fueron acusados de ilegalidades en materia de extranjería, con causas de ilícitos fiscales, coacciones y prostitución por la 'Operación Toscana' en 2010, que resultaron archivadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios