Jerez

Proyecto Hombre duplica desde 2013 la atención a jóvenes de entre 12 y 21 años

  • Alerta de un incremento del uso indebido de las nuevas tecnologías

  • El número de personas que acuden a esta entidad sigue creciendo "por el aumento de las adicciones en la población"

Proyecto Hombre duplica desde 2013 la atención a jóvenes de entre 12 y 21 años Proyecto Hombre duplica desde 2013 la atención a jóvenes de entre 12 y 21 años

Proyecto Hombre duplica desde 2013 la atención a jóvenes de entre 12 y 21 años / vanesa lobo

En sólo cuatro años Proyecto Hombre ha visto cómo se ha duplicado la demanda de personas que acuden a Proyecto Joven, un programa que esta organización puso en marcha hace casi dos décadas para dar respuesta a un perfil totalmente distinto al que hasta ese momento iban dirigidas sus intervenciones. En dicho programa se atiende a adolescentes y jóvenes de 12 a 21 años, con trastornos en el comportamiento, consumo incipiente o esporádico de alguna sustancia, abuso de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), caso del móvil, internet, juegos y apuestas on line o videojuegos, fracaso escolar y problemática familiar. El trabajo con estos chicos se fundamenta en las familias, las amistades y en los estudios o en su caso, en el ámbito laboral. El pasado año pasaron por este programa 118 menores y jóvenes, un dato que el director de Proyecto Hombre, Luis Bononato, destaca como uno de los más significativos de la memoria 2017 de la institución. El incremento de este tipo de usuarios coincide, según explica Bononato, con un interés creciente por parte de los centros educativos y las Ampas por contar con las actividades de prevención que inició hace unos años Proyecto Hombre ante el aumento del consumo de drogas entre los más jóvenes y a edades más tempranas. "Lo que hemos observado este año es que el 100% de los centros educativos nos solicitan algún taller dirigido tanto a padres como a alumnos relacionado con las TIC. Y es que, según los últimos estudios, se ha producido un incremento del uso indebido de las mismas".

El pasado año las actividades de prevención llegaron a 20 poblaciones de la provincia y fueron dirigidas a un total de 1.814 alumnos, 382 madres y padres y 685 profesionales.

En términos globales, Proyecto Hombre sigue atendiendo a un elevado número de personas, 393, en los distintos programas de tratamiento y en el programa de prisión, donde se interviene con 265 personas. En total han sido 36 más que en 2016. Las sustancias que han motivado la mayor demanda de tratamiento han sido la cocaína (un 36,75%) y el cannabis (el 27,02%) y la demanda por alcohol también ha experimentado un crecimiento.

En una comparativa de los últimos años, Proyecto Hombre constata un incremento del número de personas atendidas "como consecuencia del aumento de las adicciones en la población", aunque el perfil de los usuarios ha ido cambiando. Así los del programa base de Proyecto Hombre, con el que inicialmente nació esta entidad, han sido los que más han descendido. Se trata de personas policonsumidoras, que en la mayoría de los casos carecen de seguimiento familiar y provienen de los centros penitenciarios y albergues municipales, no teniendo recursos económicos ni red social. Por contra, en el último año se ha producido un aumento no sólo de la demanda de Proyecto Joven sino también del Programa de Apoyo, con 103 usuarios. Este último está destinado a personas integradas laboral y socialmente pero que tienen una adicción a la cocaína, el alcohol o el juego. Acuden acompañadas por sus familias y el tratamiento les permite continuar con su empleo.

El pasado año se atendió además a 18 menores sin protección, españoles y extranjeros, derivados a Proyecto Hombre por la Dirección General de Infancia y Familia de la Junta y 24 personas cumplieron condena en el centro de Proyecto Hombre, mientras que por la casa de acogida gestionada por Afacesje pasaron un total de 62 usuarios, personas que carecen de apoyo familiar y un alto nivel de desestructuración.

Según la memoria de la institución, la edad media del consumo ha bajado en todas las drogas y ha aumentado en juego y otras adicciones sin sustancias y también ha disminuido la edad de inicio del consumo en prácticamente todas las sustancias. Respecto a la situación laboral de los usuarios, en relación a 2016 se ha producido un aumento del número de personas que están trabajando o con contrato temporal y ha bajado el número de las que estudian, el nivel de estudios ha descendido y crece el número de personas que conviven con familia propia.

Proyecto Hombre, que cuenta en la actualidad con un centenar de voluntarios, se ha fijado como retos para este año la consolidación del programa 'IntégraTE', para la educación de familias y adolescentes en un uso responsable de las tecnologías, y también del programa Preventis, que se inició en septiembre de 2017 y se enmarca dentro de la intervención laboral, atendiendo a trabajadores con problemas de adicciones. Además, Proyecto Hombre pretende una mayor implantación en las redes sociales y ve necesario la búsqueda de instalaciones más amplias para dar respuesta al aumento de la demanda de Proyecto Joven y el Programa de Apoyo.

celebración del xxvii aniversario. Proyecto Hombre celebró ayer en el centro social de La Granja el XXVII aniversario de la apertura de esta organización en la provincia. Durante el acto se llevó a cabo una serie de actuaciones por parte de personas que están en tratamiento en los diferentes programas y sus familiares y se finalizó con una convivencia de todos los, que de una forma u otra, hacen posible Proyecto Hombre, desde usuarios y sus familias, hasta personal contratado, voluntariado y colaboradores. En representación de Afacesje (Asociación de Familias y Amigos del Centro Español de Solidaridad Jerez), asistió su secretaria, Dolores Albil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios