La página ecuestre

La Real Escuela busca capital privado para frenar su deuda

  • La Junta de Andalucía se ha interesado por los estatutos de la Escuela de Viena, que se autofinancia con dinero público y privado, para adaptarlos a la institución de Jerez

Comentarios 25

La Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre quiere dar entrada al capital privado de manera urgente para frenar la deuda que sostiene desde hace dos años y medio, cuando comenzaron a sentirse los efectos de la fuerte crisis económica y financiera a escala mundial. De hecho, la institución ecuestre mantiene abiertas negociaciones desde hace meses con empresas nacionales y multinacionales de todos los ámbitos, aunque de una manera muy concreta con entidades relacionadas con el mundo del caballo. Además, este periódico ha podido saber que el Recreo de las Cadenas se ha interesado por los estatutos que regulan el funcionamiento interno de la Escuela Española de Equitación de Viena, de propiedad estatal pero autofinanciada con capital privado. Este mismo esquema es el que la Junta de Andalucía quiere adaptar a la Escuela de Jerez para quitar lastre a los presupuestos autonómicos. El problema es que en estos momentos pocas son las empresas que le ven filón a rascarse el bolsillo. Es decir, la propuesta planteada por la Fundación Ecuestre al capital privado no va más allá de una inversión en imagen, un apartado que en estos momentos no convence, puesto que las grandes marcas quieren resultados impactantes desde un primer momento. Así al menos lo ha explicado para Diario de Jerez el propio director de la Real Escuela, Francisco Reina: "Las empresas están más abiertas a patrocinar campeonatos y citas deportivas internacionales, es decir, un producto concreto. Esto es distinto porque se trata de una presencia permanente en nuestra Fundación, por eso nos está costando más convencer al capital privado".

Números rojos

Las cuentas de la Real Escuela están en números rojos desde hace varios ejercicios porque está gastando más de lo que está ingresando. Sus dos principales fuentes de ingresos no sólo no se han mantenido estáticas sino que están experimentando descensos consecutivos. Por el Recreo de las Cadenas pasan menos turistas que en años anteriores y la partida presupuestaria que la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía, administración a la que pertenece la institución ecuestre, sufre recortes en cada ejercicio, por lo que cuadrar las cuentas de la Escuela es prácticamente imposible. Esta situación está dando lugar al impago de proveedores del centro ecuestre, como herradores o la empresa de seguridad del recinto, entre otros. El propio director de la Real Escuela, Francisco Reina, reconoció ayer la delicada situación económica en la que se encuentra inmersa uno de los referentes turísticos más importantes de Andalucía y, por supuesto, de Jerez. "La crisis económica está afectando a la Escuela de una manera muy directa porque vienen menos turistas que en años anteriores. Es verdad que no estamos al día con todo los proveedores pero también hay que decir que la Real Escuela saldrá de esta situación porque su importancia traspasa los límites locales y regionales".

A esta situación hay que sumarle el importante desembolso económico que desde la Junta de Andalucía se ha hecho en estos últimos años para aumentar el paquete turístico de la Escuela. Después de la puesta a punto del Museo de Carruajes llegó el turno del Museo del Arte Ecuestre y de la adquisición y rehabilitación de la Casa del Guarda, para lo que hubo que reservar un importante apartado presupuestario. A cambio, el valor integral del Recreo de las Cadenas ha crecido considerablemente. La última tasación urbanística que se hizo sobre la finca le otorga un valor de 28 millones de euros.

El regreso de 'Alvarito'

Para muchos, la solución definitiva de la Real Escuela pasa por el regreso al picadero de su fundador, Álvaro Domecq Romero, 'Alvarito', aunque este supuesto se descarta tajantemente desde la Fundación. Por si acaso, el veterano jinete jerezano ya ha hecho una radiografía de la situación y avanza que la Escuela necesita un plan de ajuste. La Escuela ha sido su vida, lo que le catapultó a la fama mundial, por ello la situación actual de la institución le sensibiliza de manera especial. "La Escuela no puede estar así, es una pena que se perdiera lo que se hizo durante tantos años. Los caballos deben volver a ser atletas, a estar presentes en el deporte del más alto nivel. Los jinetes tienen que estar unidos y el espectáculo debe actualizarse y viajar y viajar, como se hacía antes. Cuando yo estaba en la Escuela había cuarenta trabajadores; ahora creo que hay ciento cuarenta. Es normal que no salgan las cuentas". Álvaro Domecq ha reconocido a Diario de Jerez que estaría dispuesto a volver al Recreo de las Cadenas con una única condición, ser el jefe. "Yo no voy a discutir por una cuestión económica, ahora, si yo vuelvo tendría que ser como antes…". En estos últimos años, caballos de Torrestrella, nacidos y criados en casa de 'Alvarito', han puesto en marcha escuelas de equitación desaparecidas tras las guerras mundiales como la de Hungría, donde sus ejemplares se han convertido en la base ganadera y turística de un país que vuelve a apostar por el Arte Ecuestre como fuente de ingresos. Sus caballos también han viajado a países árabes para formar parte de una nueva escuela de equitación. En Los Alburejos hay a día de hoy una importante reserva ganadera que podría revitalizar una alicaída Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios