Ciudad

Romper silencios

  • Cruz Roja desarrolla en Jerez un programa de atención y asesoramiento a mujeres en dificultad social. "Hablan de igualdad, aunque está cada vez peor; no estamos avanzando como deberíamos".

María del Carmen se pone derecha en la silla. Le ha tocado el turno de palabra y tiene que decir qué quiere conseguir en el taller. Algo nerviosa, reconoce que "hay que menearse como se pueda para encontrar trabajo", pero de repente se rompe. Se rompe y llora. Bajo las letras negras de Cruz Roja, María del Carmen apenas puede decir "no sé lo que me pasa...". No sabe explicarse pero todas las mujeres que la acompañan saben cómo se siente. Se tapa la cara con las manos, "no sé, no sé. Estoy muy sensible. Antes me reía mucho, me gusta mucho reír, pero desde que me quedé embarazada..., y eso que era buscado, mi niña es muy deseada. Necesito que me ayuden a comprenderme. Siempre he sido una mujer valiente, fuerte, pero me he ido apagando".

María del Carmen es una de las usuarias del proyecto de atención y asesoramiento a mujeres en dificultad social de Cruz Roja en Jerez. La organización trabaja con usuarias en riesgo de exclusión social "como consecuencia de la feminización de la pobreza y la desigualdad de oportunidades por cuestión de género".

"El objetivo es empoderar a mujeres en situación de extrema vulnerabilidad a través de la sensibilización, la información y el asesoramiento jurídico, laboral y social, así como la cobertura de sus necesidades", definen desde Cruz Roja.

El voluntariado acompaña en su proceso de empoderamiento a mujeres con dificultad social, desempleadas con escasa formación, víctimas de violencia de género, y mujeres sin apoyos familiares y sociales, en exclusión social o en riesgo de sufrirla. A través de la convivencia, la formación, la participación y la inserción laboral y social, se fomenta el autoestima y la confianza en ellas mismas. "Somos testigos de situaciones muy complicadas. Aquí salen a la luz muchas usuarias, por ejemplo, con problemas de violencia de género y claro, eso hay muchas que no se lo quieren contar a sus padres, ni a sus hijos, a las amigas les da vergüenza y aquí se encuentran libres para expresarse, que la escuchen, buscan sentirse comprendidas", declara Begoña Carreño, técnico del proyecto de mujeres en dificultad social.

El voluntariado identifica las necesidades y capacidades de las usuarias -actualmente hay unas 64 en Jerez y desde octubre de 2015 han realizado 356 atenciones-, con una orientación integral personalizada, que les permite asesorarlas sobre los diversos recursos que ofrece Cruz Roja en otros programas. Además, las mujeres participan en talleres de competencias personales, que buscan reforzar la autoestima, las habilidades sociales y los hábitos saludables; la resolución de conflictos, la gestión del tiempo y la superación personal. "Trabajamos las competencias personales, como por ejemplo en el taller de eneagrama, con el que se estudia las disonancias que puede haber entre las conductas y la personalidad. También trabajamos la autoestima, la motivación, la superación personal, talleres de relajación...", explica Carreño.

Cruz Roja pone también énfasis en el empoderamiento laboral, con talleres de orientación para la elaboración del currículos, la preparación de entrevistas de trabajo o la búsqueda de empleo en internet. El proyecto incluye Formación Básica y preparación para la prueba libre de graduado en ESO.

Todas estas actividades se completan con actividades en grupo entre las participantes, como talleres de musicoterapia y risoterapia, manualidades y yoga, que buscan promover la convivencia y los lazos personales, y ayudan a reducir el estrés, generando espacios de reflexión, diálogo y sensibilización.

"Las usuarias no tienen una edad muy elevada, pero cabe decir que tenemos a chicas muy jóvenes con niños pequeños", declara la técnico del programa, quien añade que "ha aumentado el número de demandantes, cada vez nos piden más formar parte del proyecto y eso que hay muchas mujeres que aún no lo conocen. Por eso, el día 8 de marzo estaremos en la plaza del Arenal dando a conocer este programa de Cruz Roja".

'¿Cuál es el futuro?': "El escenario no es muy optimista. Por mucho que te quieran vender que cada vez hay más igualdad, la realidad que vemos no es esa. La igualdad cada vez está peor. Tengo compañeros que hacen campañas en los centros escolares y se está viendo un repunte negativo en esta materia. No sé si será cuestión de la educación, pero la verdad es que en este tema no estamos avanzando todo lo que deberíamos", subraya Carreño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios