Jerez

El SAS plantea el cierre de unas 90 camas hospitalarias en verano

  • Aunque aumentan los contratos para sustituir al personal de vacaciones, el Sindicato Médico alerta de la dificultad para encontrar facultativos

Varios ciudadanos se dirigen a la entrada del hospital de Jerez. Varios ciudadanos se dirigen a la entrada del hospital de Jerez.

Varios ciudadanos se dirigen a la entrada del hospital de Jerez. / vanesa lobo

Puede que, según la Junta, se estén dejando atrás los años de austeridad y recortes en el ámbito sanitario, pero este verano volverán a cerrar camas en el hospital de Jerez, alrededor de 90, según se les trasladó ayer a los sindicatos en una reunión en la delegación territorial de Salud en la que se expuso el plan de vacaciones en la provincia. La cifra se mueve en los mismos márgenes que años anteriores y también es cierto que los cierres de camas en verano llevan produciéndose más de dos décadas independientemente de crisis económicas y ajustes presupuestarios. Según indicaron desde CCOO, este verano cerrarán las camas de Digestivo y Tocología, (un total de 48), a las que se unirán las 26 de Neurología, que quedarán inhabilitadas del 16 de julio al 17 de septiembre y otras 24 camas de Medicina Interna II, que todos los años cierra en agosto. El cierre de la planta de Digestivo estaba ya anunciado ya que el área sanitaria tiene previsto realizar una remodelación integral de la misma durante el verano. Los pacientes de estas especialidades serán distribuidos, como en otras ocasiones, por las plantas que permanezcan abiertas.

La actividad quirúrgica también se verá afectada durante el verano y en principio se dejará de operar por la tarde desde el 1 de julio hasta el 14 de septiembre, después de dos meses (mayo y junio), en los que, según CCOO, se ha incrementado la actividad en este horario con el fin de aliviar las listas de espera.

El sindicato señaló que "no podemos estar contentos con este plan, porque nosotros queremos que no se cierre ninguna cama, aunque entendemos que tienen que hacerse obras". La delegación territorial de Salud rehusó ayer informar sobre el plan de vacaciones, indicando que será hoy cuando se haga público, a la vez que se les entregará por escrito a los sindicatos. De cualquier forma, de la información verbal que éstos recibieron ayer se traduce que habrá un mayor número de contrataciones para sustituir a los profesionales que se vayan de vacaciones, según coincidieron tanto CCOO como el Sindicato Médico.

Respecto a la Atención Primaria, el SAS comunicó a los sindicatos que los centros de salud de Jerez permanecerán abiertos por la mañana y por la tarde, aunque, según indicó Juan Benjumeda, delegado del Sindicato Médico, el mayor problema puede estar en Pediatría, por la falta de especialistas para sustituciones, como de hecho es posible que ocurra también con los médicos de familia y otras especialidades. Hay que recordar que el pasado año, el SAS se vio obligado a lanzar una convocatoria extraordinaria para contratar médicos de familia en verano ya que los perfiles de esta categoría se habían agotado en la Bolsa. "Nos dicen de todas formas que este año la situación es algo mejor que el pasado y que ya se han hecho algunos contratos. Parece que ahora hay más dinero para contratos pero el problema está en que se encuentren médicos", apuntó Benjumeda.

CSIF, por su parte, fue contundente al mostrar "su total rechazo" al plan de vacaciones y consideró "una irresponsabilidad volver a cerrar camas y servicios en una época en la que aumenta la población y disminuye el personal por las vacaciones". El responsable provincial de Sanidad de CSIF, Alberto Puyana, consideró que "la situación perjudica claramente a la población de la provincia, que sobre todo, aumenta en las zonas de costa por la temporada alta turística". Respecto al argumento del SAS de la necesidad de cerrar plantas para poder ejecutar obras de mejora, Puyana manifestó que "no es lógico que se acometan al mismo tiempo todas las obras de reforma necesarias en los distintos hospitales de la provincia, con el consiguiente cierre de servicios y de camas, aprovechando que los profesionales están de vacaciones". Desde CSIF pidieron al SAS que "sea más sensible ante esta situación, contemplando una debida cobertura de aquellos profesionales que han de disfrutar de su derecho al descanso, y que no se escude en directrices economicistas para acabar dañando la oferta asistencial que la ciudadanía precisa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios