Sanidad

Casi 5 años sin malos humos

  • Jerez registra más de 200 expedientes de denuncia tras entrar en vigor la ley antitabaco de 2011.

Comentarios 1

El 2 de enero de 2011 entró en vigor la conocida como 'ley antitabaco', una modificación y ampliación de la ya aprobada en 2006. La nueva normativa causó un gran revuelo al poner en marcha medidas de mayor repercusión social al extender la prohibición de fumar a espacios de uso colectivo y locales abiertos al público (bares, discotecas, etc.). Con esta modificación, además, se prohibió el tabaco en espacios al aire libre de centros educativos -excepto universitarios-, recintos de centros sanitarios y las zonas acotadas para parques infantiles y zonas de juego para la infancia.

A pocos meses de que la ley antitabaco cumpla cinco años en vigor, la realidad es que no se está cumpliendo al 100% en muchos lugares. En el caso concreto de Jerez, basta con visitar el hospital o tomar una copa en la terraza cerrada de un bar para comprobar que las prohibiciones no siempre son respetadas y que hay ciudadanos que fuman en cualquier lugar a pesar de que justo al lado haya un cartel con la prohibición expresa de que no se haga.

Sanciones

La ley como es lógico conlleva sanciones por su incumplimiento, por ello desde su entrada en vigor y hasta septiembre de este año se han abierto más de 200 expedientes por no ajustarse a esta normativa sanitaria en la ciudad. En concreto, desde la delegación territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Cádiz detallan que se han registrado 240 expedientes de denuncias. Un total de 119 han sido denuncias interpuestas por las Fuerzas de Policía; 83, por la Unidad de Protección de la Salud del Área Norte de Cádiz; 21 corresponden a Facua Consumidores en Acción; 11 fueron interpuestas por el Centro Libre de Humos en el Hospital, y otras 6, por otras personas o colectivos. Finalmente, 29 fueron archivadas "por no proceder" y las 211 restantes fueron enviadas al Servicio de Procedimiento para sanción, según los datos ofrecidos por la delegación territorial.

Ex fumadores

Frente a las sanciones, el dato positivo es que muchos jerezanos intentan cada año dejar el tabaco. Algo que no es nada sencillo pero para lo que cuentan con una amplia red de recursos y profesionales sanitarios tanto en el hospital como en los centros de salud. Josefa Rojas Villegas es técnica de Promoción de Salud y confirma que desde 2011 el Área de Gestión Sanitaria Norte de Cádiz "viene realizando cada año una media de 6.300 Intervenciones avanzadas en tabaquismo" y, además, "más de 4.000 pacientes consiguen seguir sin fumar más".

¿Cuál es el perfil de estos fumadores jerezanos que pide ayuda para dejar el tabaco? Según Josefa Rojas, "vienen de todas las edades pero hay un perfil que es el de personas sobre los cuarenta o cuarenta y pocos años que ya se encuentran que tienen algún problema como consecuencia de que han fumado o se lo ven a algún familiar o amigo y se ponen las pilas". A pesar de las buenas intenciones, como técnica en Promoción de Salud reconoce para que haya una elevada tasa de éxito "es muy importante que el que quiera dejar de fumar esté en la fase de 'preparado para la acción', igual que el que quiere adelgazar. Yo siempre les digo que esto es como aprender inglés, no es que tú tengas mucho interés en aprender inglés sino que te tienes que poner a trabajar y manos a la obra". "Si están en esa fase y acuden a todas las sesiones, el éxito puede estar en un 50-60%. Pero si vienen por venir y no está motivados, hay no hay éxito, hay fracaso pero porque el paciente no está preparado para hacer los cambios", detalla Rojas, señalando que "yo siempre les digo que hacer cambios de hábitos supone un éxito importante y siempre tiene que haber un beneficio, una motivación".

Otras 'ayudas'

Tras la entrada en vigor de la ley antitabaco ha proliferado la venta de productos destinados a ayudar a los fumadores a dejar el tabaco: spray, chicles, caramelos… ¿Funcionan? Josefa Rojas reconoce que "la terapia farmacológica funciona, según estudios serios que hay sobre ello". No obstante, aclara que "lo más efectivo para dejar de fumar es la terapia psicológica o conductual, combinada con fármacos, si el paciente tiene el perfil para ello. La evidencia nos dice que es lo que mejor funciona siempre que el paciente esté preparado para la acción porque, por desgracia, no hay nada mágico".

Igualmente, como técnica en Promoción de Salud recuerda que la subida del precio de los cigarrillos es otra gran ayuda para que el consumo baje, según recogen diversos estudios, especialmente en el caso de personas jóvenes. Eso no impide, sin embargo, "que la gente busque alternativas como tabaco de liar, tabaco de contrabando… pero somos partidarios de que el tabaco mientras más caro mejor". De hecho, reconoce que "en las entrevistas que realizo antes me decían que querían dejarlo por salud pero ahora muchos me dicen que quieren dejarlo por motivos económicos".

Encuestas

A nivel andaluz, las encuestas "nos dicen que en 2011 un 27,7% de la población fumaba a diario, lo que supone una bajada respecto a 2007 cuando la tasa estaba en un 31,1%". A pesar de que son más los hombres que fuman, también es cierto que registran el mayor porcentaje de abandono del tabaco. "El pico máximo de prevalencia, donde más fumadores hay, es entre los 25 y 54 años, especialmente en los grupos de entre 25 a 34 años", detalla Rojas. Igualmente, esta técnico llama la atención sobre que España ocupa el cuarto lugar en Europa, con un 33% de prevalencia, "un consumo muy elevado a pesar de que las leyes antitabaco que tenemos son de las mejorcitas". ¿Por qué ocurre esto? "El inconveniente es que aún no se sanciona lo suficiente", afirma tajante, aunque reconoce que "se ha adelantado mucho y ha bajado la prevalencia".

A pesar de ello, Josefa Rojas insiste en que "la publicidad hace mucho y ayuda a que la gente se ponga las pilas cuando hay mensajes a favor de la salud". Por ello, asegura que "cada vez que hay algo sobre la ley y sale en los medios de comunicación la gente se anima y así lo notamos cuando surgió la ley de 2011. Ahora hay cierta relajación, la ley es buena pero hay que ponerse las pilas y sancionar porque lamentablemente funcionamos así".

Recursos

Para los fumadores que quieran dejarlo antes de que su salud se resienta o de que lo sancionen, Josefa Rojas recuerda que "tenemos técnicas de deshabituación en todos los centros de salud y hospitales". Además, también se puede utilizar el recurso denominado 'Quit Line' (900 850 300), la línea telefónica gratuita para dejar de fumar de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía. Se trata de un recurso que se ofrece a las personas fumadoras residentes en Andalucía que, por motivo de trabajo, tiempo o distancia, no puedan participar en los talleres que se organizan en los centros de salud de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios