Jerez

La campaña remolachera finaliza con 586.384 toneladas recolectadas

  • "A pesar de no haber crecido en superficie, se han obtenido unos buenos resultados", afirman desde Azucarera

  • Se han incorporado al cultivo en Jerez 82 nuevos agricultores

Un camión accede a la fábrica el pasado mes de junio tras comenzar la campaña. Un camión accede a la fábrica el pasado mes de junio tras comenzar la campaña.

Un camión accede a la fábrica el pasado mes de junio tras comenzar la campaña. / miguel ángel gonzález

La campaña de recepción de remolacha 2017-2018 ha finalizado en Andalucía con un total de 586.384 toneladas recibidas en la fábrica de Guadalete, según informó ayer Azucarera.

En concreto, la campaña arrancó con una superficie de siembra de 7.400 hectáreas y "ha generado una riqueza media del 16,8% y un rendimiento de 84,5 toneladas de remolacha tipo por hectárea de riego". La molturación, que se ha llevado a cabo durante 67 días (desde el 11 de junio hasta el 16 de agosto), se ha desarrollado con normalidad gracias a la planificación de los arranques y se han obtenido unos resultados satisfactorios.

La campaña se ha prolongado en la fábrica de Jerez del 11 de junio al 16 de agosto

Por otro lado, en el marco de las iniciativas promovidas por Azucarera para reforzar la colaboración entre los distintos agentes sectoriales y mejorar la gestión y resultados de la campaña, durante la campaña se han realizado visitas a fábrica por parte de cultivadores y empresas de servicios vinculadas al sector.

Según Salomé Santos, directora agrícola de Azucarera, "a pesar de no haber crecido en superficie, se han obtenido unos buenos resultados en esta campaña 2017/2018. Unos resultados que no habrían sido posibles sin la colaboración y coordinación entre los agricultores, nuestro equipo agrícola, el personal de la fábrica de Azucarera y las organizaciones agrarias. Sin duda, estos datos nos permiten ser optimistas en cuanto a la sostenibilidad del sector, la profesionalidad y la rentabilidad del cultivo en Andalucía".

En línea con las actuaciones desarrolladas en la campaña anterior, Azucarera "sigue apostando por el futuro del entorno ofreciendo a sus agricultores servicios a medida y tecnificación del campo para mejorar la eficiencia y rentabilidad del cultivo de la remolacha". En este sentido, la compañía promueve la sostenibilidad de los recursos naturales para el desarrollo del cultivo mediante análisis de imágenes de drones y satélites, el uso de herramientas pioneras en el análisis y explotación de la información como big data y machine learning, la mejora genética de variedades y desarrollo de técnicas que incrementan la eficiencia en el uso del agua, energía y otros insumos agrícolas.

Tal como destaca la compañía, en la presente campaña se han incorporado al cultivo de 82 nuevos agricultores que han sembrado 857 hectáreas de remolacha. Así, Azucarera "fomenta la introducción de nuevos agricultores mediante acciones de promoción del cultivo como el concurso 'Mejor remolachero de Andalucía' que, en colaboración con CaixaBank, reconoce las mejores prácticas en el cultivo de remolacha entre todos los agricultores de la zona sur".

Este reconocimiento persigue fundamentalmente "poner en valor la apuesta por el cultivo de la remolacha en la región y constatar, una vez más, que se trata de uno de los cultivos más seguros, estables y rentables para las explotaciones agrícolas".

Cabe destacar que Azucarera, empresa productora de azúcar en España, comercializa una amplia gama de azúcares y coproductos derivados de la remolacha azucarera y de la caña de azúcar que destina a sus clientes industriales y la distribución. Su producción procede de azúcar extraído de remolacha de cultivo local y del refino de azúcar crudo de caña procedente de terceros países.

La compañía recibe la remolacha de alrededor de 4.800 agricultores individuales y asociados en unidades de producción, distribuidos en Castilla y León, Andalucía, el País Vasco, La Rioja y Navarra. En Andalucía, Azucarera tiene un centro en Jerez en el que extrae azúcar procedente de remolacha y del refino de azúcar crudo, así como energía mediante procesos de cogeneración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios