Sucedió en Jerez El cantante Julio Iglesias revoluciona la ciudad

  • En 1987 vino para estar con su amigo Manuel Alejandro en la apertura de una calle dedicada al compositor jerezano

Julio Iglesias abraza a Manuel Alejandro en presencia de Pacheco. Julio Iglesias abraza a Manuel Alejandro en presencia de Pacheco.

Julio Iglesias abraza a Manuel Alejandro en presencia de Pacheco. / Archivo

Estaba cerca la celebración de la Feria del Caballo. En la ciudad se presentía el ambiente festivo. En ese contexto se fijó la inauguración de una dedicatoria de calle al internacionalmente reconocido compositor jerezano Manuel Alejandro, que para la ocasión invitó a estar junto a él a su amigo Julio Iglesias.

Evidentemente, el cantante acaparó la atención de cientos de personas y fans venidos que siguieron sus pasos por la ciudad en las diferentes visitas que hizo desde que llegó a las tres de la tarde del 5 de mayo de 1987. Fue con Manuel Alejandro a casa de la madre de este en la calle Merced, donde vivía, su hermana e, impedido, su hermano Luis, que tenían mucho interés en conocer a Iglesias. Estuvo en una bodega y por la tarde se llevó a cabo el acto inaugural.

Desde muchas horas antes, el lugar, junto a la urbanización El Paquete, ya estaba colmada de público, incluso con muchas chicas vestidas de gitana. Pero sobre todo una multitud de fans que no querían perderse ver de cerca y tocar, algo imposible por la escolta privada del cantante y la policía que controlaba el acto, a su ídolo.

Manuel Alejandro, junto a Julio Iglesias y Álvaro Domecq en Los Alburejos. Manuel Alejandro, junto a Julio Iglesias y Álvaro Domecq en Los Alburejos.

Manuel Alejandro, junto a Julio Iglesias y Álvaro Domecq en Los Alburejos. / Archivo

La prensa nacional acudió en gran número, especialmente la ‘rosa’. El acto fue sencillo. Pese al agobio provocado por la multitud, con los inevitables empujones y apreturas, Alejandro junto a Iglesias y Pedro Pacheco, pudieron retirar la lona que cubría el monolito - demasiado simple para tratarse del personaje al que se reconocía públicamente- en el que con azulejos ponía el nombre de Manuel Alejandro a la vía. Pacheco, entregó un recuerdo al compositor alusivo al homenaje que le rindió Jerez.

La estancia del cantante se prolongó, tras este acto, con una visita y cena en Los Alburejos donde fue recibido por Álvaro Domecq, ofreciéndose en las misma finca una exhibición ecuestre. No dejaron pasar la oportunidad de fotografiarse para perpetuar el momento.

Un homenaje extensible a los Álvarez-Beigbeder

Se le daba bien de niño la música, para desgracia de su padre, Germán Álvarez-Beigbeder, que nunca quiso que su hijo fuera compositor, pero cuando vio que repetía los cursos y no valía para otra cosa, le puso a estudiar música. Pensaba que las sonatas, sinfonías y marchas de Semana Santa de su padre, no llevaban a ninguna parte, dedicándose a la canción ligera. Rocío Jurado, Raphael, Julio Iglesias, Plácido Domingo, Luis Miguel, El Puma, Nino Bravo, Jeanette, Marisol, Lolita Flores, Albert Pla, Bunbury... Todos estos y muchos más, han interpretado sus canciones.

El escuadrón de la Guardia Real, en la Parada Hípica. El escuadrón de la Guardia Real, en la Parada Hípica.

El escuadrón de la Guardia Real, en la Parada Hípica. / Archivo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios