Cofradías

La Unión de Hermandades firma un convenio para la compra de doce mil sillas

  • Obispado y hermandades acuerdan la transacción que asciende a 250 mil euros

Operarios municipales, durante el montaje de los palcos en Cristina en febrero pasado Operarios municipales, durante el montaje de los palcos  en Cristina en febrero pasado

Operarios municipales, durante el montaje de los palcos en Cristina en febrero pasado / Miguel Ángel González

El consejo directivo de la Unión de Hermandades congregó en la jornada de ayer martes a los hermanos mayores de las cofradías jerezanas para la apertura del curso que ahora se inicia dentro del marco de un pleno ordinario.

Posteriormente, y bajo la presidencia del obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez, José Mazuelos Pérez, se pasó a la apertura de un pleno extraordinario que aprobaría el convenio de explotación de doce mil sillas que la Unión de Hermandades llevará a cabo con el fin de no tener que alquilar las mismas para la carrera oficial en los días de la Semana Santa. Según un comunicado del propio órgano de Curtidores, “el obispo Mazuelos Pérez transmitió su apoyo al pleno que aprobó por mayoría absoluta la compra”. Además, y según este mismo comunicado, se afirma que estas sillas “sólo son para el uso de los palcos de Semana Santa y para los actos que se consideren necesarios”. 

Las mismas serán almacenadas en el Hogar San Juan que dirige el religioso Juan Carlos. Poco más aclara en la nota del consejo. Tan sólo que “las condiciones particulares se recogen en el convenio de depósito y acuerdo entre la Unión de Hermandades y el Hogar San Juan”. Un convenido al que se dio lectura y del que poco más ha trascendido.

En la jornada de hoy se procederá a la firma protocolaria del convenio en la sede del obispado. Según los datos barajados por este medio, dicho convenio ofrece la explotación de las sillas al Hogar San Juan mientras no sea en fechas próximas a la Semana Santa.

La operación de compra asciende a 250.000 euros según ha podido saber este medio. Un montante que se irá amortizando en un plazo de siete años. El obispado ha respondido como aval a la operación financiera.

Con esta operación, la Unión de Hermandades no tendrá que hacer frente al gasto correspondiente a la partida en concepto de alquiler a una empresa que ofrece este tipo de servicios. En los últimos años, la cuenta de gasto se ha ido incrementando como consecuencia de la subida que dicha empresa disponía y que ha forzado al órgano directivo a tener que hacer frente a la compra de dichas sillas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios