Jerez

El emprendedor veloz

  • Antonio Ruiz Carmona es el piloto más laureado de las carreras de tractores de Guadalcacín·Ideó el evento y sigue organizándolo año a año. Ahora está 'jubilado'

Comentarios 0

Nunca le preguntaban los amigos si había ganado o no. La pregunta era: "¿Has ganado o has averiado?" Si no pinchaba con el motor, Antonio siempre ganaba.

Antonio Ruiz Carmona es un ganador, el héroe local al volante de los 500 caballos del motor de un tractor trucado. Puede presumir de cuatro campeonatos ganados. Hombre incansable y de mucha iniciativa. Buena gente. Antonio, el Alonso de la 'F-1 del tractor', anda que no para estos días. Organiza el XIII Campeonato de Andalucía de Tractores, como lo ha hecho desde el principio, allá a comienzos de los noventa. Antonio preparaba la pista para la anual carrera de buggies en la pedanía. Se le encendió la bombilla y se dijo que porqué no una carrera de tractores. Se lo preguntó al entonces alcalde Manolo Becerra. Manolo le dijo que palante. La carrera de tractores desplazó a la de los buggies. En septiembre de 1992 se celebraba sobre pista de tierra la primera carrera de tractores de Guadalcacín. Unos meses antes, Antonio compró en la base de Rota un tractor de gasolina. Era el 'Miniápolis', el tractor que probó en el Jarama: "Corría mucho -recuerda Antonio-. Y me pregunté qué hacer con él: lo dedicaría a hacer carreras. Busqué a unos cuantos 'locos' que se ofrecieran a competir. Y lo hicimos". Este hombre sabe de sobra de mecánica: "Saqué una vez de un pozo un tractor que llevaba allí dieciocho meses. Lo preparé y, en menos de dos meses, lo hice campeón".

Las primeras carreras de tractores en el circuito de tierra de Guadalcacín eran muy inseguras para los pilotos, pero la gente se volcaba con aquellos valientes que se jugaban el tipo sobre unos 'locos cacharros' de 3.000 kilos de peso.

Luego vino lo de Vidal Castro. Vidal Castro, a la sazón presidente de la Federación Andaluza de Automovilismo, veraneaba en 1994 en la Costa del Sol. Antonio no dejó pasar la oportunidad: le llamó y le invitó a presenciar las carreras. Vidal llegó a Guadalcacín y quedó impresionado. En 1995, el campeonato de tractores de Guadalcacín se convirtió en evento oficial.

Antonio, ahora con 54 años, es hijo de un cordobés, Domingo, y de una jerezana, Mercedes, una familia muy trabajadora que logró con muchísima fatiga y esfuerzo sacar adelante a sus doce hijos. La familia Ruiz fue una familia 'nómada'. Los doce críos nacieron y se criaron en la 'cuesta de Manolón', en El Agrimensor; la familia se instaló luego en la barriada de San Enrique. De San Enrique se trasladaron a El Mayorazgo. Y del Mayorazgo a Guadalcacín. Domingo, ya fallecido, ejerció durante años de capataz en la finca del conde de Peraleja. Hoy día, los Ruiz Carmona son gente superconocida y respetada en la pedanía.

De algo tenía que venir esa pasión por la velocidad que contagió a Antonio. Antonio recuerda las estrechas relaciones de la familia con otro Antonio, Antonio Sánchez Garrido, el famosísimo 'Peluqui', padrino del ex alcalde Pacheco, el motorista jerezano que se consagró como mito tras encontrar la muerte en una curva en el Gran Premio de La Merced en septiembre de 1963. A su nivel, Antonio pudo tener algo que ver con el mítico 'Peluqui'. Dice Antonio que nunca fue 'poleman', que imponía su maestría y habilidad a los mandos del tractor "saliendo siempre detrás. Un buen día me puse primero en una carrera en la misma recta de salida. Pero siempre quería dar espectáculo. Levantaba el pie, me pasaban y luego yo les pasaba. Jugaba con la carrera... Éso era lo que a mí me gustaba. Ahora bien, para mí todos eran rivales".

Hace ya dos años que Antonio dejó de pilotar tractores. Quiere dar paso a gente nueva. Pero no se ha despegado de su afición: año a año, Antonio se encarga de la organización del campeonato. La tarea no es sencilla: Poner a punto la pista, atender a los periodistas o ayudar en lo posible a los participantes. Demasiados problemas. Este año, cuatro tractores han pasado por sus manos. Doce tractores se disputarán el campeonato, pero para Antonio "todos son míos. No tengo favoritos. Lo importante es que no fallen, que den espectáculo". Pues bien: Antonio, el organizador de las carreras que él mismo ganaba un año tras otro, sigue al pie del cañón en el empeño de mantener la iniciativa que hace ahora dieciocho años puso en pie. Y no se moja: "¿Un ganador para el sábado? Yo veo a cuatro: A Francisco Márquez, de Estella, que se presentará con un Barreiros; Mendoza Ruiz 'el Nenito', que lo hará con un Massi Ferguson de 8 cv en V; Mateo Ruiz , que correrá con el MultiMcLaren y Francisco Villena, que acude con otro Massi Ferguson".

¿Y a usted le han agradecido su esfuerzo y sacrificio? "Nada he recibido a cambio. Ni me importa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios