Jerez

Un estudio refleja el despoblamiento que sufren los barrios del centro histórico

  • En la zona de intramuros viven 4.914 personas, pero podría albergar 12.500 habitantes

Comentarios 5

La zona de intramuros de Jerez, con una superficie de suelo neto de algo más de 42 hectáreas, de la que casi un 80 por ciento está ocupado por edificaciones y el resto por espacios públicos, tiene una población actual de apenas 4.914, con 1,91 habitantes por vivienda de media. Según el avance del diagnóstico de la situación del centro histórico, que está llevando a cabo el Ayuntamiento, estos barrios podrían albergar hasta 12.500 habitantes, lo que pone de manifiesto el despoblamiento de la zona. Además del uso mayoritariamente residencial, los tres principales usos singulares que tiene intramuros son el bodeguero, el religioso y el comercial. Destaca también que más del 55% de los equipamientos existentes son privados. Asimismo, este estudio pone de manifiesto las potencialidades que tiene la zona debido a su rico patrimonio histórico artístico, entre otros factores.

Estas conclusiones han sido presentadas por el delegado de Urbanismo, Agustín Muñoz, a la Mesa del Centro Histórico durante una reunión en la que el delegado enumeró los proyectos que se han incluido en el Plan de Actuación 2014-2015 relacionados con el centro histórico, entre los que figuran las actuaciones para la recuperación espacial de la Plaza Belén, la puesta en uso como equipamiento público del Tabanco del Duque o la consolidación estructural de los palacios de Villapanés y Riquelme.

También se informó de otras actuaciones para dar respuesta inmediata a determinadas demandas ciudadanas, que van desde reapertura del cine Astoria, la recuperación de las calles Vid y Cantos, la puesta en uso del local para la asociación de vecinos del Centro Histórico, hasta actuaciones puntuales que están llevando a cabo desde distintas delegaciones. Entre estas últimas, Muñoz destacó la instalación de las nuevas papeleras, las labores de adecentamiento para subsanar deficiencias en el antiguo cine Astoria y colocación de nuevas luminarias, así como la finalización de la adecuación de la sede vecinal o el repintado de la señalización horizontal. Muñoz señaló que "somos conscientes de que queda mucho por recorrer en este largo camino que debe llevarnos a la regeneración del centro histórico, pero estamos convencidos de que los trabajos que estamos llevando a cabo desde la Mesa nos sitúan en la buena dirección". Recordó que se trabaja en varias líneas: por un lado el diagnóstico de situación del centro histórico, que conllevará un plan de acción concreto, sin olvidar las actuaciones urgentes e inmediatas que los vecinos reclaman en el día a día, así como los grandes proyectos prioritarios que se han incluido en el Plan de Actuación 2014-2015.

Tal y como explicó el delegado, la labor de revisión, actualización e integración de los análisis y diagnósticos previos ha supuesto un trabajo arduo y a la vez necesario, "pues responde a nuestro objetivo estratégico de impulsar la regeneración integral del centro histórico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios