Jerez

Una familia demandará al SAS por fallecer su hija embarazada y su bebé

  • Anuncian medidas legales después de que en el último mes "acudiera en numerosas ocasiones al hospital de Jerez"

  • El lunes por la mañana se desplomó en su vivienda

Imagen de la casa (en primer término) donde vivía la mujer fallecida, en compañía de su madre, en el Camino de Albadalejo. Imagen de la casa (en primer término) donde vivía la mujer fallecida, en compañía de su madre, en el Camino de Albadalejo.

Imagen de la casa (en primer término) donde vivía la mujer fallecida, en compañía de su madre, en el Camino de Albadalejo. / pascual

Comentarios 2

Sonia tenía un embarazo de alto riesgo a sus 41 años a causa de la hipertensión que padecía, a la cual se unían otras dolencias. Hoy por la mañana será enterrada después de que falleciera el pasado lunes en la casa donde vivía junto a su madre en el popular Camino de Albadalejo. La incineración de los cuerpos (madre e hija) ha quedado descartada por orden judicial. Tanto ella como la niña, de ocho meses de gestación que esperaba en su vientre, perdieron la vida. El carácter de la muerte, como es obligatorio, provocó que su cuerpo fuera ayer objeto de una autopsia en las instalaciones de Medicina Legal, en Cádiz. Tanto la madre como la niña. La pequeña fue remitida acto seguido desde Cádiz a Sevilla para un nuevo análisis médico de carácter legal. Está previsto que retorne a la ciudad a lo largo del día de hoy, aunque no es fijo.

Los hechos se produjeron el pasado lunes en torno a las ocho y media de la mañana, "mientras mi madre ya le había ayudado a asearse y le preparaba el desayuno", destaca a este medio su hermano Antonio. Éste, añade que además en numerosas ocasiones en el último mes había acudido a las instalaciones del hospital por subidas de tensión "que siempre acababan con su retorno a casa. No la ingresaban, que era donde debía estar: ingresada en el hospital de Jerez". Según destaca el SAS, fue a Urgencias en dos ocasiones y recientemente (concretamente la semana pasada) a su última consulta de revisión.

Según la familia pidió atención por un sangrado "y la mandaron a casa"

Los esfuerzos por reanimar a Sonia que realizó el personal sanitario de la ambulancia de urgencias que se trasladó hasta la vivienda y acto seguido al hospital resultaron infructuosos, así como por sacar con vida a la niña del vientre materno.

La familia, que ayer esperaba a mediodía entre lágrimas en el tanatorio el traslado de la mujer desde Cádiz a Jerez para el sepelio, ya ha anunciado que iniciará acciones legales contra el Servicio Andaluz de Salud. Por el momento han emprendido las más leves, interponer una reclamación, si bien están esperando a que pasen estos días para contactar "con una serie de abogados que nos han recomendado".

"La última vez que fue al hospital fue el viernes", destaca Antonio. Al parecer acudió por un sangrado "del que tan sólo le dijeron que se trataba de una pequeña verruguita en el útero". El improvisado portavoz de la familia destacó a este medio que "esto no va a quedar impune. A nosotros ya nadie nos va a devolver ni a mi hermana ni a mi sobrina, pero repito que todo esto podría haberse evitado y, lo más importante ahora, que no le vuelva a pasar a nadie jamás".

Según pudo saber este medio el deseo de la familia es que ambas, madre e hija, reposen juntas en el mismo ataúd, motivo por el que solicitaron que el sepelio, que estaba previsto para ayer por la tarde, se aplazara. Finalmente se descartó por razones legales y se baraja la posibilidad de que la niña sea depositada en un nicho del camposanto que quede reservado al lado de su madre en cuanto llegue de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios