Jerez

"La labor que realizamos va más allá del cuidado de los animales del Zoo"

  • Miguel Ángel Quevedo e Íñigo Sánchez, veterinario y biólogo-conservador, hablan sobre la labor de conservación que realizan

Comentarios 4

En un marco incomparable como el de los Claustros de Santo Domingo tuvo lugar ayer una conferencia en la que dos técnicos del Zoobotánico, expertos en la conservación de especies, dieron a conocer el trabajo que vienen desarrollando desde hace varios años, ya que con ese objetivo se creó este acto, impulsado por la delegación de Turismo, Cultura y Fiestas del Ayuntamiento, desde la que apuestan por acercar este conocimiento a un público más amplio.

Los ponentes de la conferencia 'La biología y la veterinaria al servicio de la conservación de las especies' fueron Miguel Ángel Quevedo e Íñigo Sánchez, veterinario y biólogo conservador del Zoo, respectivamente, quienes hablaron de la labor de conservación que desarrollan, la cual "a veces es más conocida a nivel internacional que en Jerez", afirma el veterinario del parque.

Miguel Ángel Quevedo lleva 25 años trabajando en el Zoo, pues "llevo por aquí desde mi época de estudiante, cuando empecé de voluntario". Quevedo, licenciado en Veterinaria, coordina un proyecto de investigación desarrollado por el Zoológico -en colaboración con la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía- que se encarga de la conservación y puesta en libertad de crías de ibis eremita, una especie de ave cuya máxima población se encuentra en Marruecos, y que se está intentando implantar en la provincia de Cádiz.

"Los ibis son una especie amenazada, por lo que llevamos ya más de 20 años trabajando con ella", cuenta Miguel Ángel. En los años que lleva en marcha el proyecto que coordina, la población de ibis se ha incrementado notoriamente. De los 250 ejemplares que existían en 1991 se ha pasado a los 420 actuales, la mayoría de ellos 'residentes' en Marruecos. En la provincia, concretamente en una zona comprendida entre Vejer y Barbate, viven en cautividad unos 70 ibis eremita, además de los tres 'supervivientes' que quedan en Siria, siendo éstas tres localizaciones las únicas del mundo en las que existe esta especie de ave.

El proyecto de investigación en el que trabaja Miguel Ángel tiene dos fases. La primera se corresponde con el estudio de los métodos de suelta del animal en cautividad para que pueda reproducirse y asentarse, una parte que "ya se ha conseguido", según Quevedo. La segunda parte comprendería la reintroducción definitiva del ibis, teniendo como objetivos la potenciación del grupo para que anide y se mantenga en la zona, a fin de que se cree una población de esta ave en Cádiz sin que tenga necesidad de estar controlada, según explica el veterinario del Zoo. El comienzo de esta segunda fase está previsto para el año que viene, aunque para ello antes tendrá que hacerse un estudio de viabilidad a fin de determinar el número de aves nacidas en cautividad que se pueden soltar en la zona, aunque "todavía tenemos que reunirnos con varios organismos internacionales que deben darnos las respectivas autorizaciones que nos permitan comenzar esta segunda parte del proyecto", asegura Quevedo.

Su compañero Íñigo Sánchez, biólogo-conservador del Zoo, lleva unos años inmerso en otro proyecto de conservación destinado a preservar la existencia del lince ibérico. A la vista de los datos obtenidos desde 2002, cuando esta especie llegó a estar en serio peligro de extinción, Sánchez se muestra contento por los avances conseguidos. Si hace diez años la población de linces ibéricos era de 94 ejemplares, en estos momentos, según el censo elaborado por la Junta, son 314 los linces existentes. Por otra parte, la cifra de esta especie que vive en cautividad ha pasado de las cuatro hembras que había en 2002 a los 122 linces de este año. "En una década se ha cuadruplicado el número de linces, hay más de 400 entre los que están en libertad y en cautividad, por lo que estamos muy contentos con el desarrollo del programa", asegura el coordinador del proyecto.

Aunque asegura que "con 400 ejemplares no se garantiza la supervivencia de la especie, estamos en el buen camino para poder asegurarla en un futuro no muy lejano", asegura Sánchez, quien coordina el trabajo de crías del proyecto, que vio nacer el primer lince en el año 2005.

Cabe señalar que en 2011 fueron cuatro las crías de linces puestas en libertad y este año la cifra ha ascendido a 15, número que esperan ir aumentando en 2013, ya que "las crías se comportan muy bien y se están adaptando perfectamente al entorno", explica Sánchez.

Por todo ello, Íñigo destaca que "el Zoo está implicado en programas importantes que no son conocidos, de ahí que surgiera la idea de realizar esta conferencia", explica el biólogo-conservador del parque jerezano, quien ve necesaria que la población jerezana conozca que el Zoo "no sólo trabaja en el cuidado de los animales del parque, sino que nuestro trabajo va más allá". Sánchez, licenciado en Ciencias Biológicas y máster en Gestión Medioambiental, lleva quince años trabajando en el Zoo, etapa durante la que ha experimentado "una notable mejoría" en el parque, aunque matiza que "los que trabajamos aquí siempre creemos que hay cosas que se pueden mejorar, siempre teniendo en cuenta la situación económica por la que estamos pasando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios