Jerez

Las marcas de tiza de las botas en bodega visten los vinos del Consejo Regulador

  • La nueva imagen de la gama genérica de jereces conjuga en su diseño "tradición y modernidad"

El presidente y el director del Consejo Regulador, ayer durante la presentación de la nueva imagen de la gama genérica de vinos de Jerez. El presidente y el director del Consejo Regulador, ayer durante la presentación de la nueva imagen de la gama genérica de vinos de Jerez.

El presidente y el director del Consejo Regulador, ayer durante la presentación de la nueva imagen de la gama genérica de vinos de Jerez. / pascual

Las marcas de tiza tradicionales de usadas en la clasificación de las botas en bodega son la mejor tarjeta de presentación. El Consejo Regulador dio a conocer ayer la nueva imagen de los vinos genéricos de Jerez, la gama completa de jereces que la institución jerezana pasea por todo el mundo en sus acciones de promoción.

Por primera vez, el Consejo optó por sacar a concurso el diseño de la presentación de sus vinos, iniciativa que se lanzó en junio a través de la plataforma Design Crowd y por la que llegaron 200 propuestas de 35 países, explicaron durante la presentación ayer de la nueva imagen el presidente y el director del Consejo, Beltrán Domecq y César Saldaña.

Y aunque el ganador se eligió en agosto, la institución del vino decidió dejar la presentación de la nueva imagen para la International Sherry Week, la gran celebración de la existencia de los vinos de Jerez que tiene lugar en estos días.

"Al concurso se han presentado diseños muy frescos y rompedores", indicó Saldaña, quien anunció que la propuesta ganadora es obra de Bibiana Domecq y Blanca del Río, dos jóvenes diseñadoras de la agencia '+b' con sede en Madrid, pero que tienen vínculos personales con Jerez.

La nueva presentación conjuga muy bien la imagen de los vinos de Jerez con la modernidad al incorporar un signo identitario de estos vinos como son las marcas de tiza, que se incorporan serigrafiados a la tradicional botella jerezana negra, pero con aires nuevos, señaló el director del Consejo, quien desveló que en un principio se planteó la posibilidad de romper moldes, si bien al final se decidió mantener la línea conservadora que caracteriza a estos vinos genéricos.

En estos días se están dando los últimos retoques a la nueva presentación para en breve proceder al llenado de las botellas, imagen que estará presente en los próximos actos previstos por el Consejo de aquí a final de año, entre los que Saldaña citó una exposición fotográfica y dos catas benéficas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios