Marco de Jerez Los viñistas empiezan a moverse para subir el precio de la uva

  • Asaja y Asevi dan el primer paso para concentrar la oferta de uva palomino del Marco

  • Buscarán una gran alianza con las cooperativas del Marco de Jerez y barajan integrarse en Dcoop para ganar capacidad de negociación con las bodegas

Viñistas independientes, ayer en la asamblea informativa convocada por Asaja y Asevi y a la que asistieron responsables de Dcoop. Viñistas independientes, ayer en la asamblea informativa convocada por Asaja y Asevi y a la que asistieron responsables de Dcoop.

Viñistas independientes, ayer en la asamblea informativa convocada por Asaja y Asevi y a la que asistieron responsables de Dcoop. / (Jerez)

Por intentarlo que no quede. Los viñistas independientes de Asevi-Asaja están dispuestos a echar el resto para que la uva del Marco de Jerez se pague a un precio digno y salvar de paso su viñedo tras largos años de falta de rentabilidad.

Al hilo de la rueda de prensa ofrecida por Asaja-Cádiz y Asevi hace dos semanas para denunciar la situación desesperada del colectivo, la organización agraria y su sectorial de viña convocaron ayer asamblea informativa en la que se llegó a la conclusión de que la principal alternativa pasa por concentrar la oferta.

Viñistas independientes y cooperativas suman el 75% de la producción de uva del Marco de Jerez

Al término de la asamblea, que tuvo gran acogida entre los viticultores independientes y a la que asistieron como invitados responsables de la cooperativa de segundo grado Dcoop, el presidente de Asaja-Cádiz, Pedro Gallardo, explicó que se barajan dos posibles escenarios como alternativas: el de la concentración de la oferta de uva palomino y, a ser posible también, del mosto de las cooperativas del Marco; y el de dar salida fuera de la Denominación de Origen a parte de la producción.

"La oferta de la uva palomino no puede seguir tan atomizada como está, menos aún cuando las bodegas son una o dos voces –los que compran uva–, por lo que si enfrente hay una silla, aquí tiene que haber una silla", indicó Gallardo, quien anunció que en próximas fechas convocarán a las siete cooperativas del Marco para buscar una gran alianza del sector productor.

La concentración de la oferta tiene algunas aristas por resolver, sobre todo para evitar la intervención de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que ya sancionó en su día a las organizaciones sectoriales y el Consejo Regulador, además de reprobar a la Consejería de Agricultura, por los acuerdos sobre el precio de la uva y el mosto del Marco.

Los servicios jurídicos de Asaja se encargarán de evaluar qué opciones o figuras –puede ser la constitución de una sociedad, de una cooperativa de segundo grado...– existen para eludir problemas legales en este sentido. Pero la presencia ayer de los responsables de Dcoop, en concreto su presidente, Antonio Luque, y su vicepresidente, Rafael Sánchez de Puerta, no era casual, ya que también está la posibilidad de integrarse en la gran cooperativa agroalimentaria de ámbito estatal, con la que Asaja tiene además una experiencia positiva con el vacuno a través de Bovinos del Sur, que propició una subida de precios para los ganaderos.

"Vamos a intentar que nos unamos todos, porque los viñistas independientes y las cooperativas suman el 75 por ciento de la producción, pero si alguna cooperativa no quiere, también se pueden plantear acuerdos con las que estén dispuestas; y esto se puede hacer dentro o fuera de Dcoop”, señaló el líder agrario.

La cooperativa presidida por Antonio Luque, que ya cuenta con presencia en el Marco a través de la cooperativa Virgen de Palomares de Trebujena, “está por la labor” y ayer lo pusieron de manifiesto sus responsables, quienes se mostraron sorprendidos por el bajo precio al que se cotiza la uva del Marco.

La sectorial de vinos de Dcoop ofrece ventajas como las sinergias entre operadores de distintas regiones vinícolas ya integrados en esta cooperativa de segundo grado y también están en disposición de dar salida a parte de la producción a precios dignos “para evitar que se generen excedentes, que es lo que ha tirado el precio de la uva del Marco”, precisó Gallardo.

La idea, en cualquier caso, es “buscar acuerdos con las bodegas, no imponer nada”, puntualizó el presidente de los viñistas independientes de Asevi, Francisco Gallardo, quien se congratuló de que empiece a haber movimiento para dar un vuelco a la situación, porque “los viñistas están muy molestos con los precios y temen quedarse sin sus viñas”.

Asaja y Asevi son conscientes de que la solución, que no es otra que lograr un precio digno por sus producciones, llegaría a medio plazo, pero de momento se quedan con el entusiasmo de los viñistas independientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios