Jerez

El peñasco sobre el río Guadalete no será volado

  • La Junta estima ahora que puede ser contraproducente, según nuevos informes

Comentarios 1

A principios del pasado mes de marzo, después de la segunda riada en la zona rural, se conocía que un peñasco de grandes dimensiones situado entre Cuartillos y San Isidro del Guadalete, en la finca agrícola 'Salto al Cielo', corría grave riesgo de desprendimiento a raíz de una fisura de unas dimensiones de unos 20 metros de largo, ocho de ancho y otros dos de profundidad aproximadamente que se le había detectado y que había sido producida por las fuertes lluvias del invierno.

Por entonces, la Agencia Andaluza del Agua definió de "preocupante" la situación, debido a que el desplome del peñasco se podía producir "inminentemente o en un mes", si bien señalaba que se estaban tomando cartas en el asunto para evitar un posible desplome sobre el Guadalete, con el consiguiente problema que eso provocaría en el río, ya que el peñasco se encuentra en una curva de los meandros del cauce.

Días después, tras una reunión técnica mantenida en Jerez presidida por el delegado de gobierno de la Junta, Gabriel Almagro y a la que asistieron representantes de la finca, delegación provincial de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, delegación provincial de la Consejería de Medio Ambiente, Agencia Andaluza del Agua, Emergencias 112, el Ayuntamiento y la Guardia Civil, se acordó su voladura controlada, si bien no se puso una fecha concreta ya que se esperaba que mejoraran los accesos al peñasco, que por entonces y debido al agua caída, impedía el acceso de la maquinaria que debía retirar los restos de la voladura.

Lo cierto es que tras siete meses, la Junta de Andalucía ha desestimado realizar dicha actuación tras recibir un informe técnico en el que se desaconsejaba volar la piedra para evitar mayores daños. Así, desde la Consejería de Medio Ambiente señalan que se va a contratar a una consultora especializada para que oriente sobre el estado que presenta en la actualidad el peñasco y las posibles alternativas de actuación.

Diego Almodóvar, de la plataforma por la Recuperación del río Guadalete, considera esto como "una respuesta un poco fuera de contexto" ya que "hace casi un año se hablaba del peligro que suponía y ahora la Junta parece que no sabe que se va a hacer con esto".

Por otra parte, Almodóvar critica que desde el gobierno municipal se hable de que el río no presente problemas por los trabajos que se han acometido. "Eso no tiene nada que ver, porque ha venido poca agua. Si hubiera habido más, habría habido igualmente inundaciones, lo que pasa es que, además, los desembalses se están controlando mejor que el año pasado, lo que demuestra que hubo un descontrol". Hay que señalar, además, que la lámina de agua del Guadalete era ayer de 2,51 metros, por los 3,49 que presentaba el pasado martes, siendo su tendencia a ir decreciendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios