Sucesos

Tres jóvenes asaltan una casa mientras sus dueños dormían

  • Sorprendidos en plena noche huyeron y el propietario asegura que eran de origen magrebí

Estado en que quedó una de las puertas de acceso. Estado en que quedó una de las puertas de acceso.

Estado en que quedó una de las puertas de acceso.

El domicilio de un matrimonio jerezano sito en el barrio de San Pedro (la calle exacta se omite por cuestiones de seguridad) fue asaltado la madrugada de del lunes al martes después de que tres jóvenes con características magrebíes se introdujeran en la vivienda al borde de las cuatro de la madrugada forzando las puertas de acceso.

Los hechos, que causan verdadero temor, fueron detectados por la esposa, que escuchó cómo en plena noche “se abría un pequeño armario con puertas acristaladas que hace un sonido muy peculiar”. Eduardo, el esposo, explica que el matrimonio tiene su dormitorio en la segunda planta, al final de un pasillo “por lo que es una habitación lejana respecto a la entrada”.

Cuando el propietario salió del dormitorio “lo primero que hice fue gritar ¡quién anda ahí! Y fue en ese momento cuando se encuentra de frente con uno de ellos que echó a correr. Otro que salía de uno de los cuartos de baño hizo lo mismo y ambos se chocaron entre sí”.

Pruebas

La consecuencia del choque fue que unas cervezas que llevaban en la mano cayeran y se estrellaran contra el suelo, así como una botella de whisky que, afortunadamente aguantó el golpe, por lo que los agentes de la Policía Científica pudieron sacar huellas dactilares de la misma”.

Pero no todo acabó con ese choque. Además, abajo, justamente en la cocina había un tercer individuo de rasgos magrebíes, que también salió a la carrera junto a sus compañeros de robo. El botín que se llevaron, confirmó el dueño a falta de nuevas comprobaciones, está conformado por cuatro ordenadores portátiles, tanto de trabajo como personales de ambos cónyuges.

En su huida perdieron gafas y una botella de whisky que intentaban robar

Mientras esta terrible escena se desarrollaba el esposo pedía a la esposa que avisara de inmediato a la Policía, un hecho que sin duda ayudó a que los ladrones se marcharan.

Según especificaron las víctimas del asalto y el robo a las fuerzas del orden, se trataba de tres jóvenes de origen magrebí con edades comprendidas entre los 16 y los 20 años de edad. Cabe destacar igualmente que en su huida uno de ellos escapó descalzo, perdiendo unas chancletas que fueron recogidas por el Cuerpo Nacional de Policía a la espera de que ayuden a la identificación del propietario. Exactamente igual sucedió con unas gafas de sol perdidas en la huida así como con la referida botella de whisky.

Palanca

Cabe destacar que el medio de entrada que utilizaron fue reventar la puerta exterior de madera así como la que da acceso al domicilio. Se cree que utilizaron una palanca para abrir una de ellas y una radiografía para abrir la segunda.

Lógicamente, todos estos hechos han tenido graves consecuencias pues la esposa sufrió un ataque de nervios y ansiedad del que necesitó tratamiento médico en el ambulatorio del Arroyo. “Las consecuencias psicológicas van a ser duras pues ha sido todo muy fuerte”, destacó el propietario de la vivienda a este medio. Anoche durmieron en casa de un familiar.

“El mismo cerrajero que nos ha venido a arreglar las puertas nos ha dicho que esos (por los delincuentes) no van a volver pero más por aquí pero es preferible vale prevenir. De momento iremos esta noche (por anoche) a casa de mi madre mientras nos vamos haciendo cargo de lo que nos ha pasado y el susto se nos va pasando un poco”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios