DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Educación

El robot-araña made in Jerez

  • Un joven de 16 años queda finalista en la II Feria Andaluza de Tecnología gracias a un proyecto de robótica, cuyas piezas están hechas con una impresora 3D.

Pablo García ya tiene en su cuarto un trofeo gracias a su robot-araña. Con sólo 16 años, el jerezano ha quedado finalista en la II Feria Andaluza de Tecnología, en la categoría de robótica, en una edición en la que se presentaron más de 3.000 participantes de 112 centros educativos. Su proyecto 'Moais'Pider' "se puede mover con el móvil, gracias a una aplicación que he creado, o con un guante, con el que la araña se mueve según los movimientos de tu mano", explica Pablo.

El estudiante del IES Seritium comenzó a trabajar en el proyecto en diciembre con el propósito de crear un robot-araña totalmente hecho con impresora 3D. Y lo consiguió. "Las herramientas que he utilizado son libres, es decir, que son gratis y todo el mundo puede acceder a ellas por internet, y los datos del programa también están en internet. Con 'FreeCAD' (un modelador 3D paramétrico) diseñé la estructura y las patas, y aunque tuve que hacer varios diseños, ha funcionado", relata el joven. A Pablo siempre le ha gustado trastear con piezas, estructuras..., desde que era un niño pasaba las horas con los Legos, "y poco a poco me fui aficionando a la electrónica. Veía tutoriales de Arduino - compañía de hardware libre para placas de desarrollo- y después descubrí Fábrica Digital y me apunté".

"Es la primera vez que me he presentado a un concurso. Lo llevé a la última edición de la Feria de la Ciencia en la Calle, pero como exposición, no para competir", declara el jerezano, quien apunta que "parece que al jurado sí que le ha encantado, al menos es lo que me han dicho -se ríe-. Es más el reconocimiento de haber estado ahí, que el premio en sí. Ha sido increíble".

A poco de acabar 4º de ESO, Pablo ya sabe lo que quiere estudiar una vez finalice Bachillerato, Ingeniería Electrónica, Robótica y Mecatrónica. Lo que empezó siento una afición de un niño, va en camino de convertirse en la profesión de un joven emprendedor. "Mi familia está muy orgullosa y a mis compañeros también le gusta mucho mi robot-araña. A partir de ahora, me voy a apuntar a todos los concursos que me entere", subraya Pablo, quien seguro que ya tiene en mente nuevos proyectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios