Jerez

La tensión se adueña de la entrega de los premios Racimo y Filoxera

  • Antonia Alba, del Movimiento Femenino por la Igualdad Real, que recibió el galardón 'negativo', critica las denuncias falsas de violencia de género: "Por ese porcentaje hay mujeres maltratadas desprotegidas"

Comentarios 10

El término "igualdad real y efectiva" fue una de las reivindicaciones más nombradas en la mañana de ayer durante la celebración de la XXVI edición de los premios Racimos y Filoxera en el Salón Noble del Ayuntamiento.

Ante la presencia de diferentes asociaciones feministas e instituciones que luchan desde sus inicios por los derechos y libertades de la mujer como el Movimiento Femenino por la Igualdad Real, el Consejo Local de Mujeres, el Instituto Andaluz de la Mujer y los diferentes cargos del gobierno municipal, se entregaron los galardones a las premiadas. En esta nueva edición, el premio Racimo le ha sido otorgado a la cantante, compositora y activista algecireña, Brisa Fenoy, por la gran difusión en pro de la igualdad con su famosa canción 'Lo malo', siendo una clara apuesta por la libertad de decisión de las mujeres y constituyendo, actualmente, un referente para las jóvenes, viralizando la transmisión de valores, respeto, dignidad e igualdad en las relaciones de pareja. El galardón fue recogido por su padre, Rafa Fenoy, quién señaló que su hija se siente "muy agradecida por esta distinción que asume como reconocimiento de lo que muchísimas personas, mujeres y hombres, vienen realizando para conseguir superar la discriminación y desigualdades en cuestiones de sexo". El jurado, compuesto un año más por representantes de los medios de comunicación de la ciudad, la Asociación de la Prensa de Jerez y el Colegio de Periodistas de Andalucía, reconoce la repercusión "multiplicada en los últimos meses del nuevo proyecto musical de Brisa Fenoy" gracias al fenómeno de Operación Triunfo, siendo además, propuesta como canción representante de España en Eurovisión 2018. El hilo conductor de 'Lo malo' se ha convertido en una pieza clave para la futura revolución social que ansían las mujeres. "Tenemos que poseer el tiempo, preciso y precioso. Tenemos que asumir que cada cual tiene el control de su propia vida y la libertad debe surgir como una realidad para experimentar la humanidad", señaló el padre de la cantante en nombre de su hija.

Así mismo, el premio Filoxera, le fue entregado a Antonia Alba, abogada y representante del Movimiento Femenino por la Igualdad Real en la provincia de Cádiz. Un premio que a pesar de las interrupciones de los presentes y tras alguna que otra llamada de "respeto", fue recogido con valor y templanza por la premiada. La concesión del galardón responde a sus "desafortunadas y polémicas" declaraciones sobre el feminismo radical, contradiciendo los datos del Consejo General del Poder Judicial respecto al mínimo porcentaje de denuncias falsas existentes por violencia de género, alimentando los erróneos mitos y estereotipos del maltrato machista, con la confianza de propiciar una reflexión serena y objetiva". "No sé cuántas personas habrán recogido su premio Filoxera en las pasadas ediciones, pero yo sí he venido. Tampoco sé si desde el Ayuntamiento, siendo mujeres la alcaldesa y dos de sus tenientes de alcaldesa, se ha planteado que este reconocimiento podría suponer la comisión de un delito por dar un premio malo con fondos públicos para denigrar y humillar a una persona", comentó la premiada.

Alba, que aseguró haber recibido insultos a través de las redes sociales de forma anónima, explicó que el premio Filoxera "podría incluso suponer la incitación de un delito al odio". "Como profesional, mujer y madre de dos hijos, hablo desde la convicción. No me siento feminista si el feminismo se entiende con el odio que se está tratando ahora. Si entendemos el feminismo por una lucha por una igualdad real donde no haya una supremacía de nadie sobre nadie, yo soy feminista. Cada día me levanto para luchar por mis derechos y no quiero más derechos que cualquiera; quiero los míos", apostilló.

Ante la tensión que fluía por las cuatro paredes del Salón Noble del Consistorio, la premiada encontró réplica en Josefa Hinojosa, coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer en Cádiz, y Carmen Collado, teniente de alcaldesa de Igualdad, Acción Social y Medio Rural, trataron de calmar los ánimos. "La palabra odio no cabe dentro del diccionario de la delegación de Igualdad del Ayuntamiento ni en los movimientos feministas que ayudan a las mujeres a dar un paso más en la sociedad. Las denuncias falsas por violencia de género forman parte del 0,001% y me parece injusto, que siendo más de 900 mujeres asesinadas -contadas desde el año 2003- se empañe esa realidad, la mayor lacra social a la que nos enfrentamos hoy en día en pleno siglo XXI", manifestó Hinojosa. Collado, por su parte, aseguró que una de cada tres mujeres en el mundo sufre algún tipo de violencia machista a lo largo de su vida. "Aunque la Constitución reconoce el derecho a la igualdad, no es real. Nos están asesinando por el mero hecho de ser mujer y no hay derecho a esto. Hay que crear una conciencia social de género, necesaria hoy día para conseguir una igualdad real y efectiva", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios