Jerez

Una víctima colateral de la burbuja

  • La paralización del desarrollo residencial en Croft bloquea la conclusión del desdoble de este tramo de la antigua N-IV El Ayuntamiento no descarta ejecutarlo subsidiariamente

Hace seis años se iniciaron las obras de desdoble de la antigua N-IV a su paso por Jerez, un proyecto histórico que llevaba décadas anunciándose. A día de hoy casi toda esta ya gran avenida de unos seis kilómetros de longitud está prácticamente desdoblada a falta de dos tramos, el comprendido entre la rotonda de la cooperativa vitivinícola Las Angustias (Luz Shopping) y el hospital y el de Montealto con la glorieta de la carretera de La Morabita (Parque Empresarial). Pero, si el primero ya está en ejecución, aunque con retrasos, el segundo no tiene visos de que vaya a poder realizarse a corto plazo.

En virtud del convenio suscrito la pasada década entre el Ayuntamiento y varias promotoras para reclasificar el complejo bodeguero de Croft y su entorno (El Carrascal), estas tenían que correr con los gastos de desdoble de parte de esta antigua travesía. Así, durante los dos últimos años se ha ejecutado, por ejemplo, el tramo comprendido entre el colegio Montealto y la nueva glorieta de acceso a la avenida María Auxiliadora. Sin embargo, la parte de avenida entre esta rotonda y el acceso al Parque Empresarial aún no cuenta con dos carriles para cada sentido.

Esta actuación tendría que ir por cuenta de la empresa Rentas y Vitalicios, propietaria del antiguo complejo bodeguero y de los terrenos anexos -la superficie total tiene unos 240.000 metros cuadrados y se proyectan en ellos unas 600 viviendas- ya que así venía recogido en el acuerdo. Pero la actual situación de crisis económica, con la brutal caída del sector inmobiliario, ha propiciado que esta actuación no se haya ejecutado, al igual que tampoco se ha concluido otra obligación incluida como es la reurbanización de parte de la carretera de Lebrija (La Morabita).

El portavoz del gobierno municipal, Antonio Saldaña, reconoce que este tramo de desdoble se encuentra paralizado por esta consecuencia de la crisis inmobiliaria. De hecho, a la imposibilidad de que la promotora pueda acometer esta actuación se une que los avales que teóricamente garantizan la ejecución son hipotecarios por lo que estos no pueden convertirse en la liquidez necesaria para poder contratar la obra de manera subsidiaria.

Saldaña señaló que se siguen manteniendo contactos para tratar de desbloquear la situación y poder iniciar las obras, aunque sea de manera subsidiaria, lo antes posible para, de este modo, concluir de una vez la adecuación como vía urbana de esta antigua carretera.

En este tramo se da la peculiaridad que una de las márgenes ya está reurbanizada, concretamente la que linda con la zona residencial de Montealto. Esto se debe a que esta fue por cuenta del Ayuntamiento que la incluyó en la intervención de los tramos aledaños. Sin embargo, la fachada de Croft sigue siendo impracticable para peatones y la rotonda del Parque Empresarial sigue sin estar acondicionada y exornada.

Mientras tanto, se siguen ejecutando las obras de desdoble de la N-IV entre el hospital y la rotonda de acceso a Luz Shopping, una actuación que deberá paliar las retenciones que se producen en este enclave por el intenso tráfico de vehículos que genera la cercanía del enclave comercial y del hospital. Las obras, que tienen un presupuesto que supera los 1,1 millones de euros van con retraso ya que estas deberían estar concluidas pues el plazo de ejecución fue de siete meses y la adjudicación se formalizó en los primeros días de abril. De hecho, es visible que en estos días apenas hay actividad de trabajadores de la UTE Asfaltos y Construcciones Elsan y Construmar Construcciones y Contratas. Consecuentemente, se vuelve a producir el mismo problema que han sufrido otros tramos que tampoco acabaron el plazo -las del hospital se alargaron más de dos años, por ejemplo-. Preguntado por este asunto, desde el gobierno local se aseguró que la actuación no está sufriendo contratiempo alguno.

Estas obras deberían haber sido ejecutadas por la empresa Baremo 80 SL, que proyectó y dejó a medio construir el palacio de congresos junto al centro hospitalario. El Ayuntamiento utilizó el aval que había abonado para hacer frente a esta intervención.

Mientras tanto, el Ayuntamiento está ultimando el proceso de adjudicación de una serie de actuaciones complementarias que se acometerán precisamente en este tramo y que tendrán un coste de algo más de 300.000 euros, que se sumarán a los 1,7 millones del desdoble. Los trabajos se centrarán en mejoras para la pasarela peatonal.

Por otro lado, hace unas semanas concluyeron las obras del tramo entre la rotonda de la avenida José León de Carranza y la nueva glorieta de Montealto. Una de las zonas ajardinadas se ha decorado con piezas antiguas del sistema de abastecimiento de agua, que han sido cedidas por el Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios