Lotería

Algeciras festeja el segundo premio del sorteo de El Niño

  • El número 69.362, premiado con 75.000 euros el décimo, deja un buen 'pellizco' en la barriada de El Saladillo La suerte también también visita Alcalá de los Gazules

El Saladillo, como en la mayoría de rincones de Algeciras, no suele ser un lugar tranquilo un 6 de enero. Bullicio en sus calles, la chiquillería va de aquí para allá con sus nuevas bicis, balones y otros juguetes recién descubiertos. En la mañana de ayer, la alegría era mayor de la normal incluso para un día de Reyes, y es que el Sorteo Extraordinario de El Niño había dejado un buen pellizco en el barrio gracias al 69.362, número agraciado con el segundo premio.

En el número 29 de la calle Federico García Lorca, los vecinos se arremolinaban en la administración de Loterías y Apuestas del Estado Doña Isabelita. Era el único establecimiento que se encontraba abierto, aunque luego llegaron empleados del banco contiguo al afortunado establecimiento. En la puerta del despacho número 12 de Algeciras se derramó el champán e incluso se dejaba ver uno de los premiados, que presumía con un cartel con el número que le dejó 75.000 euros por un décimo. La serie estaba dotada de 750.000 euros y, además de Algeciras, fue vendido otros muchos puntos de Andalucía.

Uno de los propietarios de la administración de El Saladillo que dio ayer el segundo premio en El Niño es Francisco Javier Sánchez, que lleva el negocio junto a su pareja. Asegura que los décimos de ese número fueron vendidos todos por ventanilla y que no se devolvieron ninguno. Aunque no facilitó el dato del premio total repartido, aseguró que fueron "más de uno, de dos y de tres" los décimos que salieron.

El nombre de la administración, Doña Isabelita, se debe al nombre de la abuela del otro propietario, Miguel Ángel. "Ella decía que no se podía morir sin dar un premio de la Navidad o de El Niño", explicó Javier Sánchez. Mientras, Isabel, de 83 años y natural de La Línea, se encontraba sentada en la misma puerta del establecimiento mientras muchos se acercaban para hablarle y felicitarle. Ella también había cumplido una ilusión, la de dar un premio.

"A nosotros no nos ha tocado pero repartirlo también es una alegría. Es una auténtica satisfacción ver llorar a criaturas de alegría, a gente del barrio que lo necesita", aseguró Sánchez, que hizo referencia al paro que sufren sus vecinos. Los actuales propietarios llevan dos años regentando esa administración y ya el pasado año les faltó un número para dar el Gordo de la Lotería de Navidad y en febrero vendieron un segundo de la Lotería Nacional. "El año que viene nos toca el primero", apuntaba ayer Sánchez con esperanza.

El Niño se unió a los Reyes para regalar a esta humilde barriada algecireña un día mágico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios