San Fernando | Campo de tiro El límite de la playa 'libre' que frena las aspiraciones de Camposoto

  • 30 años después de conseguir que se abriera la playa, la presencia del campo de tiro continúa siendo un obstáculo para los planes de futuro que La Isla tiene en la zona con mayor potencial turístico 

El límite de la playa 'libre' que advierte de la presencia del campo de tiro. El límite de la playa 'libre' que advierte de la presencia del campo de tiro.

El límite de la playa 'libre' que advierte de la presencia del campo de tiro. / Román Ríos (San Fernando)

30 años después de la apertura de Camposoto a los isleños, la playa 'libre' sigue teniendo un límite muy concreto, un llamativo cartel de prohibido el paso que alerta a los bañistas de la proximidad del campo de tiro del acuartelamiento que el Ejército de Tierra tiene en la zona, unas instalaciones al aire libre –situadas en pleno Parque Natural de la Bahía– que continúan estando activas y que registran un uso frecuente.

Esta peculiar imagen, al margen de las vicisitudes que deparan las obras a medio hacer que tanto dan que hablar en estas semanas, se repite temporada tras temporada de verano justo al lado del acceso número 1, a escasos metros de una de los puntos de afluencia (debido a la existencia de la bolsa de aparcamiento que hay junto a la entrada).

Las insistentes reivindicaciones políticas para conseguir la liberación completa de la playa –que ganaría 1,3 kilómetros más de litoral– no han servido de mucho en estas tres últimas décadas. Y eso que, tras la malograda propuesta de Defensa para desafectar 17 hectáreas en la zona colindante al Cerro de los Mártires, el Ayuntamiento puso el acento en esta otra posibilidad. Incluso se ofreció a correr con los gastos derivados de la construcción de un nuevo campo de tiro en el interior del acuartelamiento, como de hecho se barajaba hace ya dos décadas.

De las negociaciones entre el Ayuntamiento isleño con el Ministerio de Defensa hace tiempo que no hay noticia alguna. Previsiblemente están estancadas desde que el gobierno municipal rehusó la propuesta de desafectación que se hizo en verano de 2016, si bien también es cierto que ahora mismo todo pasa por esperar a la formación del nuevo gobierno.

Y eso que, curiosamente, hace apenas unos días –el pasado 30 de julio– que se cumplieron 17 años de la firma del protocolo con Defensa, el acuerdo que supuestamente iba a servir para iniciar la desafectación de terrenos militares de Camposoto y que, en realidad, jamás ha llegado a existir realmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios