San Fernando

Varela y los árboles, las cuestiones más espinosas de las obras de la plaza de Rey

  • La intervención plantea "una plaza diáfana en toda su extensión"

  • La primera fase contempla el "desmontaje completo" de toda la plaza incluyendo "el monumento central con su fuente"

La estatua de Varela, en la plaza del Rey. La estatua de Varela, en la plaza del Rey.

La estatua de Varela, en la plaza del Rey.

Aunque el gobierno municipal ha evitado cualquier alusión directa en estos últimos días, resulta prácticamente imposible hablar de la remodelación de la plaza del Rey sin que aflore la sempiterna polémica de la estatua del general Varela.

No es la única que adereza el debate en torno a este céntrico espacio –ahí está también, ahora que se avecina una nueva Semana Santa, la propuesta de reubicación de la Carrera Oficial que la alcaldesa defiende desde principios de mandato– pero sí la que hace más ruido y la que se arrastra desde hace más tiempo. De hecho, hay que remontarse al año 2008, poco después de la aprobación de la Ley de Memoria Histórica, para retroceder a los orígenes de una cuestión que sigue dividiendo a los isleños y que, por eso mismo, se ha dilatado en el tiempo.

Una moción aprobada en enero de 2016 puso de manifiesto que una amplia mayoría política aboga por la retirada de la estatua del general isleño. Solo el PP se posicionó abiertamente en contra mientras que PSOE, Podemos, la concejala no adscrita y hasta Cs votaron a favor.Los andalucistas se abstuvieron.

El debate reapareció –aunque con mucha menos fuerza– con la aprobación de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía en 2017, que insistía en la obligación de retirar todos los vestigios franquistas que permanecen todavía en las distintas localidades.

El gobierno municipal, a pesar de que nunca ha escondido los planes que tiene al respecto, ha evitado siempre hacer declaraciones con respecto a la estatua de Varela, consciente de que pronunciarse al respecto supone siempre avivar la polémica. Su retirada se ha dejado a merced de la esperada remodelación de la plaza del Rey, que se ha perseguido a lo largo de todo el mandato. Ni siquiera esta semana, cuando se ha conocido que el Ayuntamiento ha recibido una subvención millonaria de la ITI para afrontar esta intervención y cuando se ha licitado la redacción del proyecto, se ha referido explícitamente a esta cuestión. Se va a remodelar la plaza del Rey, ¿pero qué pasará con Varela?

Curiosamente, en el pliego de condiciones del contrato para la redacción del proyecto y la dirección de obra no se hace alusión alguna a esta estatua que ocupa el lugar central de la plaza. Pero sí se hace en el proyecto básico redactado por el Ayuntamiento y fechado en julio de 2018, donde se concreta que la plaza del Rey "quedará diafana en toda su extensión" asumiendo además los tramos de las calles laterales para alcanzar en total una superficie de 4.600 metros cuadrados.

Con las obras se plantea la retirada de los árboles y su replantación en otro punto

La primera fase de la actuación planteada, para la que se baraja un plazo de ejecución de once meses a contar desde la redacción del proyecto, pasa necesariamente en primer lugar por "la demolición del pavimento actual y desmontaje completo de la plaza actual en toda la superficie, incluyendo elementos de mobiliario urbano y el monumento central de la plaza con su fuente". Esta actuación se llevaría a cabo en los dos primeros meses de las obras.

Además, se señala en el proyecto, "se procederá al traslado y replantación de los árboles existentes", que es otra cuestión que ha despertado recelos entre no pocos isleños, que dudan de ese proyecto de plaza diáfana que propone el gobierno para realzar la felizmente recuperada fachada principal del Ayuntamiento con las obras de rehabilitación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios