Cultura

Facua denuncia que sólo un tercio de los cines aplican en sus entradas la bajada del IVA

Sólo un tercio de los cines analizados por Facua-Consumidores en Acción ha aplicado realmente la bajada del IVA al precio de las entradas, según una encuesta realizada en 45 ciudades por esta organización, que pidió días atrás a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que abra una investigación sobre las "subidas encubiertas".

La Asociación de Consumidores y Usuarios en Acción-Facua elaboró en el segundo fin de semana de agosto una encuesta en 102 salas de cine. De todas ellas, sólo 33 habían bajado el precio de sus localidades en correspondencia con la tan reclamada bajada del IVA en esta materia, del 21 al 10%, aprobada finalmente, tras años de lucha y de quejas de la industria del cine, por el Gobierno de Pedro Sánchez a comienzos de julio. Del resto de los cines analizados, 36 de ellos no han reducido el precio de las entradas con respecto al que aplicaban a comienzos de año (cuatro de ellos incluso lo han subido), mientras que otros 33 rebajaron el importe, pero menos de lo que representa la reducción de 11 puntos en el IVA, explicó en rueda de prensa el presidente de Facua, Rubén Sánchez.

El precio medio de la entrada en fin de semana y festivo era de 7,55 euros en los primeros meses del año, mientras que actualmente esta cifra se sitúa en 7,12 euros según el estudio realizado. Según el cálculo de esta asociación de consumidores, el importe medio de la entrada debería haberse fijado en la cantidad de 6,86 para que la bajada del IVA se hubiera visto adecuadamente reflejada en el precio final de las localidades.

Entre los cines analizados, el que menos ha aplicado esta bajada es Odeón Multicines (Cuenca), cuya entrada cuesta 7,59 euros cuando debería haberse situado en 6,27 euros. Por el contrario, las salas que más han bajado su precio en este periodo -con respecto a la tarifa si efectivamente repercutiese en él la bajada del IVA- es Cinesa Grancasa, en Zaragoza, que ha bajado su entrada a 6,5 euros de media, respecto a los 7,72 que costaban sus localidades antes de que entrase en vigor la medida aprobada por el Gobierno.

Facua considera, con estas cifras en la mano, que las empresas exhibidoras le están "tomando el pelo" al Gobierno y a los usuarios. Casi todas las salas, denuncia el comunicado de Facua, "han aprovechado la bajada en el impuesto que llevaban reivindicando desde el 2012 para aumentar su margen de beneficios, en lugar de trasladársela totalmente a los espectadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios