Cultura

Suaves esculturas que visten

  • La artista italiana afincada en Jerez Serena Fortin muestra en la Galería Belén pequeñas y grandes obras de arte · Joyas y tallas hechas en madera de boj que acercan la naturaleza al espectador

Suave, "como las colinas andaluzas", el tacto de la madera de boj transmite quietud. Son las manos de Serena Fortin las que consiguen domar las texturas y formas para convertir estas piezas de la naturaleza en esculturas y joyas de líneas limpias, sedosas y ligeras. Unos pendientes, un anillo, una gargantilla, un colgante... regalan a la piel de quien los lleva un estilo exclusivo.

La madera de boj crece muy lentamente y es muy preciada en el mercado. Es muy compacta, no aporta fibras "y te da la posibilidad de trabajar hasta conseguir cosas precisas y particulares que otra madera no te puede dar", comenta la artista.

Además de las joyas, con las que Serena lleva muchos años trabajando, Fortin ha querido afrontar este año retos 'mas grandes': la escultura, "pero siempre con la misma característica, la línea pura. El nombre mismo de la exposición, 'Forma Pura' (una marca que ya está registrada), lo dice todo. Necesito hacer este trabajo para exprimirme y darlo todo: una nueva faceta, la de la creatividad, que tengo que expresar".

Serena define sus joyas como pequeñas esculturas, talladas por todos lados, reversibles, que se disfrutan en todas sus dimensiones. "Las puedes llevar como quieras y uno se siente muy particular porque son únicas. Quiero que las personas vean estas creaciones como pequeñas obras de arte para llevar". Y habla también de sus grandes esculturas, "muy cercanas a la naturaleza, suaves y me gusta que la gente se sienta relajada cuando las vean y las toquen. Y que las acaricien porque he trabajado mucho para que se muestren así".

Serena trabaja también en la ciudad como restauradora de muebles, en su tienda de la calle Caracuel, desde donde desarrolla también sus encargos de joyas. Nacida en Rovigo (Italia) en 1967, Serena estudió en la famosa Toscana las técnicas de restauración. Allí, un profesor la animó a descubrir la talla y la escultura. "Él me dio la primera pieza de boj y me dijo que cuando quisiera hacer algo muy particular utilizara esta madera. Y es cierto, es algo maravilloso. Y aunque la restauración me apasiona, me gustaría trabajar también con la escultura".

Curiosa y abierta a los cambios, esta joven artista decidió empezar una nueva vida en Jerez hace unos años. Aquí ha encontrado un clima más agradable al norte de Italia, la cercanía del mar, la naturaleza, una forma de ser diferente de las personas... "Aquí hay amor y tradición por las antigüedades, por la cultura. La vida es más tranquila, lo que yo buscaba. Mi pareja ha sido quien más me ha apoyado en esta nueva etapa de mi vida".

'Forma Pura' se puede visitar en la Galería Belén hasta el próximo 17 de octubre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios