Cultura

Llegó el gran día de Ismael Jordi

  • El tenor jerezano ofrece este sábado junto al pianista Rubén Fernández un concierto con las canciones que le han acompañado durante 20 años

  • El cantante ha regalado 50 entradas a los voluntarios que han trabajado en el Kiko Narváez durante la pandemia

  • "El sitio más seguro que hay en Jerez es el Teatro Villamarta", subraya

Ismael Jordi, con la concejal de Igualdad y el concejal de Cultura, entregándoles este viernes 50 entradas para su concierto que irán destinadas a los voluntarios del pabellón Kiko Narváez durante la pandemia. Ismael Jordi, con la concejal de Igualdad y el concejal de Cultura, entregándoles este viernes 50 entradas para su concierto que irán destinadas a los voluntarios del pabellón Kiko Narváez durante la pandemia.

Ismael Jordi, con la concejal de Igualdad y el concejal de Cultura, entregándoles este viernes 50 entradas para su concierto que irán destinadas a los voluntarios del pabellón Kiko Narváez durante la pandemia. / Vanesa Lobo

Llegó el gran día con "un concierto con un programa realizado con canciones que son bises". Así definió Ismael Jordi el espectáculo que se podrá ver este sábado 26 de septiembre en el Teatro Villamarta para celebrar sus 20 años de carrera artística, que inicialmente se iba a celebrar en abril pero se aplazó por la declaración de estado de alarma.

El tenor jerezano, el pianista Rubén Fernández, la directora del Teatro, Isamay Benavente, y los concejales de Cultura, Francisco Camas, y Ana Hérica Ramos, de Igualdad, presentaron ayer este concierto, que se celebrará bajo estrictas medidas de seguridad, no sólo las reglamentarias, sino además con las recomendaciones del Ministerio de Cultura. "El sitio más seguro que hay en Jerez es el Teatro Villamarta", aseguró el propio Jordi, que insistió en que el protocolo que están siguiendo los teatros españoles "es enorme", por lo que invitó a los ciudadanos no sólo a ver su concierto sino a seguir toda la temporada.

La directora del Teatro Villamarta comentó que la organización de este concierto ha sido "todo un reto". Benavente explicó que el aforo se ha reducido al 65%, como establecen las normas en Andalucía, y que se han ido recolocando (con distanciamiento) a los espectadores que no pidieron la devolución del importe de sus entradas y han decidido asistir este sábado. Igualmente, se ha llevado a cabo un refuerzo de la limpieza y habrá puntos con gel hidroalcohólico por todo el teatro. El concierto, de hecho, durará entre hora y veinte u hora y media y no tendrá descanso precisamente para aumentar la seguridad, como recomiendan las autoridades.

El concejal Francisco Camas señaló que, a pesar de la crisis sanitaria, "también se están viviendo momentos muy ilusionantes, con mucha sensibilización, en los que la cultura está arraigando en la sociedad en su conjunto, no sólo como crecimiento interior, sino tomando conciencia de que también es una industria que crea riqueza". "En Jerez", añadió, "la cultura es vital porque no tenemos metalurgia y a quienes nos visitan les podemos ofrecer cultura y una sonrisa".

Ismael Jordi mostró su agradecimiento por que el Villamarta haya reprogramado su concierto haciendo un gran esfuerzo por abrir el teatro. Sobre su concierto, el tenor comentó que "se podía haber hecho de muchas maneras, con orquesta, con compañeros de profesión, más pomposo, pero yo he preferido algo más sencillo, como cuando en los cumpleaños te reúnes con la familia y los amigos para pasar un buen rato". De eso es precisamente de lo que se trata, insistió, "que sea una celebración de mi cumpleaños, lo pasemos bien y pensemos durante un rato en otras cosas".

"Rubén y yo nos reíamos ensayando porque eran todo bises", recordó Jordi, "porque queremos un concierto para todos los públicos en el que repase el repertorio que me ha acompañado durante veinte años". Serán títulos muy conocidos de ópera y zarzuela, con detalles como el hecho de que cantará por primera vez en italiano el M'appari de la 'Marta' de Flotow, en homenaje a su maestro, Alfredo Kraus, que hizo lo mismo cuando la cantó en el Teatro Villamarta. De los 'bises de los bises' Ismael no quiso adelantar nada, aunque se sabe que para la ocasión ha preparado una sorpresa con sabor jerezano.

Tanto el tenor como la directora del teatro destacaron la presencia del pianista bilbaíno en este concierto, "un pianista -coincidieron los dos- al que se rifan hoy todos los cantantes líricos".

El maestro de Barakaldo dijo estar encantado de participar en este cumpleaños junto a un tenor que es también un amigo y bromeó al decir que "si hubiésemos hecho el repertorio que quería Ismael, tendríamos que haber dado cuatro conciertos". A su juicio, el de este sábado "será un concierto muy especial con la sensación de estar en familia con alguien con quien he compartido tantos buenos momentos". "Estamos juntos desde que teníamos pantaloncitos cortos", le apuntó Ismael Jordi.

También Fernández defendió que "la cultura es segura" y fue crítico al decir que "nos cuesta entender lo que está pasando con los espectáculos cuando vemos otros lugares que están llenos". Al respecto, comentó la anécdota de hace unos días cuando participó en un Teatro Cervantes de Málaga con aforo reducido "y al salir a la calle no había sitio en ningún restaurante porque estaban todos llenos".

Tras la rueda de prensa, el tenor Ismael Jordi hizo entrega a la delegada de Igualdad, Ana Hérica Ramos, de 50 entradas para el concierto que serán destinadas a los voluntarios que han trabajado durante la pandemia en el pabellón Kiko Narváez. "Gracias por ser siempre tan generoso y por regalar tu arte", le dijo la delegada al cantante jerezano.

Ismael Jordi se despidió asegurando que "cuando pienso en veinte años atrás, no me lo creo. Esto es algo a lo que nunca te acostumbras".

Un regalo muy especial de Camas para el Villamarta

Durante la presentación del concierto de Ismael Jordi, el teniente de alcaldesa de Cultura del Ayuntamiento, Francisco Camas, entregó a la directora del Teatro Villamarta, Isamay Benavente, un ejemplar encuadernado en piel del suplemento especial que Diario de Jerez publicó en noviembre del año 1996 con motivo de la reapertura del coliseo jerezano, que cerró sus puertas diez años.

Francisco Camas entrega a Isamay Benavente un ejemplar encuadernado de Diario de Jerez con motivo de la reapertura del Teatro Villamarta en 1996. Francisco Camas entrega a Isamay Benavente un ejemplar encuadernado de Diario de Jerez con motivo de la reapertura del Teatro Villamarta en 1996.

Francisco Camas entrega a Isamay Benavente un ejemplar encuadernado de Diario de Jerez con motivo de la reapertura del Teatro Villamarta en 1996. / Vanesa Lobo

Un documento en el que se recoge cómo fue la rehabilitación del teatro y en el que se recogen entrevistas con muchos de los responsables de su vuelta a la actividad cultural, desde la plataforma ciudadana creada al efecto, los arquitectos y el director que lo impulsó, Francisco López.

Para Camas, este gesto simbólico “es una renovación en tiempos difíciles de la necesidad de contar con un teatro público en Jerez”.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios