Cultura

El disco 'Así canta nuestra tierra en Navidad', fiel a su cita cada año

  • La recaudación del XXVIII volumen, que está editado por la Obra Social de Cajasol, se distribuirá entre los comedores sociales de Jerez, Sevilla, Huelva y Guadalajara · El precio de venta es de 5 euros

Comentarios 4

Fiel a la tradición, regresa el disco 'Así canta nuestra tierra en Navidad', de la Obra Social de Cajasol, que por duodécimo año consecutivo dedicará su venta en la red de sucursales de la entidad a un fin de carácter solidario. Un volumen XXVIII que ayer fue presentado en la sala Cajasol de la calle Larga de la mano del jefe de Cultura y Patrimonio de la Obra Social de Cajasol, Antonio Cáceres; la bailaora Angelita Gómez y la representante del Comedor Social El Salvador de Jerez, sor Victoria Virués, regentado por las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl. Este año, la recaudación irá destinada a los comedores sociales de Jerez, Sevilla, Huelva y Guadalajara.

En esta ocasión se ha querido unir al villancico flamenco y a otros romances de índole meramente festiva, propios también de las zambombas navideñas, los viejos 'Romances de la Sierra de Cádiz' conservados por la tradición oral. Estos villancicos han sido armonizados por el inolvidable compositor jerezano Germán A. Beigbeder, e interpretados por la Orquesta Joven de Andalucía junto al Coro del Teatro Villamarta, dirigido por Pedro Miguel Calvo y cuentan con las voces de la soprano Ruth Rosique y el tenor José Luis Sola, todos bajo la dirección de Juan Luis Pérez. El elenco se completa con las voces cantaoras de Esperanza Fernández, La Macanita y Carmen de la Jara, así como con la de Fernando Terremoto, Torrito, Fernando de la Morena, Ángel Vargas, El Pescaílla, más la bailaora Angelita Gómez y los guitarristas Moraíto, Diego del Morao y Pepe del Morao, con la colaboración del Coro de Villancicos de Cajasol.

Todos estos temas fueron grabados en directo durante el Concierto Solidario de Navidad Cajasol, celebrado en el Teatro Villamarta el 3 de diciembre de 2008, con la dirección escénica de Francisco López y la general de Juan Pedro Aladro. Se enriquece este nuevo volumen con el texto de presentación escrito por el periodista jerezano y crítico de flamenco Manuel Ríos, así como con la obra original de la gran pintora Carmen Laffon, quien ha realizado la portada de este volumen y en que ha estado trabajando "varios meses en este disco de extraordinario arte flamenco".

"Cumplimos con una doble finalidad: que los villancicos y zambombas luzcan con todo su esplendor y que se vaya agregando a ese patrimonio. Y por otro lado, la finalidad solidaria o benéfica, que cobra una especial significación en estos tiempos tan difíciles", apuntó Cáceres, que recordó a los jerezanos que el disco se podrá adquirir en las distintas sucursales de la entidad de ahorro por cinco euros.

Antonio Cáceres subrayó que estas XXVIII ediciones hubieran sido imposibles sin la participación "de todos los artistas que han colaborado en estos discos, y especialmente Parrilla, que ha sido el alma musical de una buena parte de estos discos". "Posiblemente -añadió- que la zambomba jerezana haya sido reconocida como un Bien de Interés Cultural no será ajeno a la labor que se ha desarrollado en estos años. Un género que ya ha adquirido vida propia".

Angelita Gómez dio las gracias "en nombre de todos mis compañeros" a Cajasol por la labor "tan inmensa que desarrolla en la recopilación de estos villancicos. No debemos de olvidar que son cantes populares y que, por favor, no lo llamen zambombá por ahí, sino zambomba", pidió entre risas la bailaora jerezana, que calificó el disco de "reliquia". La artista jerezana ensalzó además la labor de los comedores sociales, como la que hace El Salvador. "Jerez es solidario y responderá a esta petición", concluyó.

Desde el comedor El Salvador sor Victoria se mostró "muy agradecida y orgullosa de que se hayan acordado de nosotras. Y digo gracias con la boca llena". Virués recordó que esta obra benéfica nació en 1905 con el objetivo de paliar las necesidades de las personas en situación precaria. "Para las Hijas de la Caridad siempre ha sido motivo de alegría poder hacer esta labor de atención y entrega y poder ser vehículo de confianza de todos los jerezanos y personas de fuera de la ciudad".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios