Coronavirus/lírica

“Todo esto servirá para que seamos mejores”

  • El tenor jerezano Ismael Jordi habla de su encierro en Jerez y de las cancelaciones de varios de sus espectáculos por todo el mundo

El tenor jerezano Ismael Jordi recupera la guitarra durante estos días de confinamiento en Jerez. El tenor jerezano Ismael Jordi recupera la guitarra durante estos días de confinamiento en Jerez.

El tenor jerezano Ismael Jordi recupera la guitarra durante estos días de confinamiento en Jerez.

Al tenor jerezano Ismael Jordi, todo este asunto del coronavirus le ha cogido en su tierra natal, donde lleva ya casi dos semanas. Se marchó precisamente de Italia, tiene su residencia en Verona, para debutar en ‘La Favorita’ en el Teatro Cervantes de Málaga. Ya en estos trayectos le tomaron la temperatura y al concluir en Málaga saltó el tema. “Me siento tranquilo, no he tenido ningún síntoma. Y la verdad es que me he ido, como quien dice, escapando. He tenido suerte porque no me ha cogido en Tokio o en Suiza, sino aquí, en mi casa. Tengo compañeros que no han podido regresar a su casa”, cuenta el artista, que se enfrenta a una lista de cancelaciones y aplazamientos de espectáculos, como el que tenía previsto para este mismo viernes, un concierto  en solitario, en el teatro de La Zarzuela, que se aplaza, o la celebración de sus 20 años de carrera profesional en el Teatro Villamarta, que se pospone a otoño. A la vista tenía también su actuación en el Covent Garden en junio, que cree que también puede que caiga, y en julio ‘La Traviata’ en Madrid, que es duda también.

“Es la primera vez que me ocurre, claro, y hay compañeros que están reuniendo firmas porque la mayoría somos autónomos y nos encontramos un poco desamparados. Vamos al contrato que nos hacen los teatros, vivir al día” .Y precisamente se había venido a Jerez para, entre actuaciones de Madrid y el Villamarta, poder disfrutar hasta de la Feria.

Confiesa Ismael que con todo lo que está ocurriendo se siente “tranquilo y positivo, Quizás me la da porque llevaba muchos años sin poder estar en mi casa, y es que aunque no vea a mi familia, que es duro, pero también estoy aprovechando para hacer cosas que antes no podía o que tenía abandonadas como tocar la guitarra, o estudiar otras obras, escuchar cajas y cajas de CD, ordenarlas... No sé, quizás pueda estar más acostumbrado a vivir de esta manera porque cuando voy a un país me encierro a estudiar, y si hace frío, no salgo para nada. Y cuando están las funciones sólo voy a cantar, a la compra y ya está. Puedo estar un mes y medio así. Pero claro, hacerlo en Jerez me es extraño porque están mis padres, mis amigos... Ahora hay que pensar en la salud. Y cuando salgamos de esto será duro para todos. Y para no agobiarme pues pienso en aprovechar estos momentos en casa. Todos tenemos que poner nuestro grano de arena y quedarnos en casa”.

Un parón global que Jordi cree “nos servirá para ser mejores. Será un antes y un después, un reseteo para todo el mundo y vamos a valorar mucho más lo que tenemos o lo que hacíamos, las cosas, los abrazos, salir a la calle, ver a un amigo, tomar una copa de vino... Servirá para que seamos mejores”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios