Diario de las artes

Los variados argumentos de la figuración

DOBLE comparecencia en la galería jerezana de la calle San Pablo. Dos artistas jóvenes que ya mantienen un amplio desarrollo expositivo por distintas salas, sobre todo de esta parte occidental de Andalucía. Las dos autoras están en posesión de un lenguaje figurativo con variados perfiles y distintos registros representativos y a las dos anima una pintura de básicos esquemas ilustrativos donde la realidad aparece posicionando algunas de sus muchas circunstancias expresivas.

Mucho más cercana en la distancia física y, por tanto, más conocida, en Jerez, donde ya ha mostrado sus credenciales pictóricas, es Beatriz Aranda que, además, ya ha expuesto en alguna que otra colectiva de las que Raquel Fernández y José Daza han programado en estos dos años que la galería Fedarte tiene de existencia. La autora jerezana nos conduce por un paisaje rural, estructurado con gran economía de medios formales y abundantes signos de expresividad. Una pintura que manifiesta las líneas difusas en las que se resuelven los límites de la figuración y de la abstracción, consiguiendo un sumo desarrollo plástico lleno de determinación y contundencia formal. Paisajes viñeros que abandonan parcialmente la realidad que los configura para abrirse a un nuevo estamento representativo donde las precisiones ilustrativas pierden sentido en favor de un expresionismo de tenues concreciones y poderosos efectos formales. Una pintora que sabe desarrollar los esquemas de una figuración de tenues manifestaciones cromáticas y sabia contundencia estructural. Beatriz Aranda es una buena pintora, lo demuestra con creces; tiene un camino largo ante ella y, todavía, mucho que decir. Sabemos de su entusiasmo y de su infinita ilusión por llegar lo más lejos posible. Si sabe andar siempre con la solvencia y la seguridad que ahora lo hace, no cabe duda de que habrá conseguido establecer un amplio y sabio compromiso con un arte en el que puede escribir sabias páginas.

Cristina Díaz, es una artista sevillana que se decanta por una pintura de encuadres abiertos y de diversas posiciones, donde paisajes de distinta naturaleza, se configuran con unos planteamientos donde la forma pictórica se mueve buscando concreciones más determinantes y consecuentes con lo que la mirada advierte. Sabe estructurar a la perfección los motivos elegidos y levantar la obra con precisión y solvencia; se nota que es buena en la pintura rápida - faceta en la que destaca y de la que es asidua participante con sobrado éxito -. Sus paisajes urbanos de Jerez transmiten una realidad muy bien acondicionada, sin excesos representativos y manifestando, con sobriedad y rigurosidad, la figuración sin dispendios expresivos. Para la galería jerezana ha escogido una buena selección de piezas con el paisaje urbano de Jerez muy bien posicionado y estructurado desde una sabía ejecución y una determinante y lógica expresividad.

Estamos ante una exposición fresca, bien definida en contenido y continente y que marca las rutas de esa representación moderna, ajena a los epidérmicos registros de lo que sólo responde a ver plasmado virtuosamente lo concreto. Una exposición que responde a los postulados que, desde un primer momento, han caracterizado los intereses de esta galería y que ocupan un amplio segmento de esa moderna figuración con amplios desarrollos y desenlaces.

Beatriz Aranda - Cristina Díaz

Galería Fedarte

Jerez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios