Innovación y logística

‘Blockchain’ para garantizar la trazabilidad

Juan Bautista Tomás, Jesús Caicedo y Eloy Jiménez, socios de Cubic Fort Juan Bautista Tomás, Jesús Caicedo y Eloy Jiménez, socios de Cubic Fort

Juan Bautista Tomás, Jesús Caicedo y Eloy Jiménez, socios de Cubic Fort / Diario de Almería

En muchas ocasiones lo mejor está en casa. Este es el caso de Cubic Fort, una firma almeriense especializada en el desarrollo de proyectos de blockchain, inteligencia artificial, business inteligence y robotización de procesos, que nacía el pasado año y que ha logrado dar solución a uno de los retos planteados por Bodegas Emilio Moro y Bodegas Cepa 21 a través de su Programa de Intraemprendimiento. Éste consistía en cómo acreditar de forma fehaciente ante un tercero independiente el origen y recorrido de la uva desde su cosecha hasta la tolva de recogida en bodega. Así, Cubic Fort ha sido elegida por la compañía vitivinícola entre cientos de participantes por un proyecto basado en la tecnología blockchain para trazabilidad.

El proyecto para certificar la D.O. desde la recogida de la uva, pionero a nivel mundial

Según expone José Moro, presidente de Bodegas Emilio Moro y Bodegas Cepa 21: “Con el acuerdo con Cubic Fort y el uso de la tecnología blockchain para certificar la parcela de viñedo de donde procede la uva, así como el recorrido y circunstancias por las cuales atraviesa hasta llegar en remolque a la bodega, vamos a conseguir agilizar el proceso, descentralizarlo, eliminar intermediarios y hacer que los datos sean consultados de manera fácil por los diferentes agentes”.

De acuerdo a las palabras de Jesús Caicedo, socio de Cubic Fort junto a Juan Bautista Tomás y Eloy Jiménez, el proyecto de blockchain, robotización de software e inteligencia artificial para certificar la denominación de origen (DO) Ribera del Duero desde la recogida de la uva hasta su entrega en bodega, va a ser pionero a nivel mundial y Cubic Fort será el brazo ejecutor junto a las bodegas. Gracias a esta iniciativa, y a través de un sistema GPS, todos los viticultores van a ir guardando su recorrido por medio de una aplicación que va a ir cogiendo sus coordenadas desde la recolección de la uva hasta la entrega en bodega, digitalizándose todo el proceso. Esto, sin duda, ofrece una gran garantía a la trazabilidad del producto, favorece la economía de la transparencia, sustentándose además en una de las tecnologías más seguras, ya que el blockchain es muy difícil de hackear.

La apuesta de las Bodegas Emilio Moro por la innovación es una de sus señas de identidad. De hecho, su presidente José Moro hacía historia el pasado año convirtiéndose en el primer bodeguero que entraba en la lista Forbes de innovación, siendo uno de los 100 empresarios elegidos por la revista de finanzas y negocios Forbes España como uno de los referentes mundiales en el campo de la innovación y creatividad.“Nosotros siempre hemos apostado por la innovación y el uso de tecnologías para realmente aprovechar los recursos que tenemos. Y gracias a esta tecnología, conseguimos ser más productivos y acreditar de manera automatizada que cumplimos con las exigencias de control y certificación del producto que la Denominación de Origen requiere”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios