Redes sociales

Elon Musk plantea poder mandar mensajes directos en Twitter a personalidades públicas, previo pago

Elon Musk plantea poder mandar mensajes directos en Twitter a personalidades públicas, previo pago / Europa Press

El nuevo dueño de Twitter, Elon Musk, ha planteado una versión de la red social en la que los usuarios podrían enviar mensajes directos a las celebridades a cambio de "unos cuantos dólares" por mensaje enviado, así como la posibilidad de publicar textos mas largos.

Con respecto a la polémica propuesta de pagar por tener cuenta verificada, Twitter habría decidido retrasar su implementación hasta después de las elecciones de medio mandato en Estados Unidos, según ha podido saber la cadena CNN.

La idea de Musk, que ha pedido abiertamente el voto para los republicanos en los comicios de este martes, ha desatado una fuerte oposición, pues podría hacer más difícil distinguir entre usuarios reales de quienes se hacen pasar por celebridades y políticos. La marca de verificación de Twitter se ha utilizado durante mucho tiempo para confirmar la autenticidad de funcionarios gubernamentales, figuras destacadas y periodistas, por lo que había temor de que introducir ya el pago por obtenerla podría influir en los comicios estadounidenses.

Con todo, el cambio en la fecha de lanzamiento del plan de pago llega un día después de que la plataforma lanzara una versión actualizada de su aplicación para el sistema de Apple iOS, en la que se detalla que los usuarios que paguen ocho euros al mes pueden acceder a obtener una marca de verificación azul. La última actualización de la aplicación se describe en la App Store como una nueva función de verificación "al igual que las celebridades, las empresas y los políticos que ya sigues".

Musk quiere hacer de Twitter "la fuente más segura de información del mundo"

Por otro lado, Musk ha dicho que quiere hacer de Twitter "la fuente más segura de información de todo el mundo". El multimillonario considera que esa es su "misión", y cree que la exactitud de la información que circule en Twitter debe convertirla "de lejos" en la fuente más fiable.

Sobre las limitaciones de contenidos, Musk, quien se declara con frecuencia un "absolutista de la libertad de expresión", puso un ejemplo que para él indicaba ese compromiso: dijo que no pensaba bloquear la cuenta de un usuario que rastrea el movimiento del avión privado de Musk (@ElonJet, con 491.800 seguidores) aun cuando eso supone "un riesgo directo a la seguridad personal".

Poco antes, estuvo dando algunas pistas sobre el control de cuentas que piensa ejercer en Twitter: advirtió que las cuentas con nombres falsos ("que simulen otra identidad sin especificar que son parodia") serán definitivamente suspendidas.

Señaló que la compañía ya ha enviado avisos de suspensión, pero ahora que han emprendido una verificación en masa "ya no va a haber advertencias", aunque más adelante dijo que esto sería una condición para inscribirse en el Twitter Blue, es decir, el servicio premium, sin aclarar si afectaría a cualquier otra cuenta común.

Precisamente en el conflictivo proceso de compra de Twitter que ha durado varios meses, Musk aseguraba que la cantidad de cuentas falsas (bots) era mucho mayor al 5% que aseguraba entonces la empresa, y fue una de las razones que retrasó la compra porque al parecer Musk pretendía una rebaja en la cantidad pactada de 44.000 millones, que finalmente pagó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios