Tecnología

Google anuncia nuevos avances en inteligencia artificial para crisis, robótica o creación de vídeo

Oficinas de Google.

Oficinas de Google.

Google presentó este miércoles algunos de sus últimos avances en inteligencia artificial y sus aplicaciones en campos como la medicina, la prevención de catástrofes, la robótica o la creación literaria y de vídeos.

Uno de ellos trata de la expansión de la iniciativa de previsión de inundaciones, que se había implementado en India y Bangladés, y que ahora se llevará a otros 18 países, quince de ellos en África, dos en Latinoamérica (Brasil y Colombia) y uno más en Asia (Sri Lanka).

En paralelo, Google ha anunciado el lanzamiento global de FloodHub, una plataforma que indica cuándo y dónde se pueden producir inundaciones y cuya información Google quiere que pronto pueda ser accesible desde su mapa y su buscador.

La directora de Innovaciones e Investigación, Katherine Chou, aseguró durante la presentación en las oficinas de Google en Nueva York que esta tecnología "tiene el potencial de disminuir las muertes y los daños económicos en entre un 30% y un 50%" y que están también desarrollando una herramienta similar para detección de incendios ya disponible en Estados Unidos, Canadá, México y partes de Australia.

Ecografías y diagnóstico

Chou también apuntó que Google está implementando la IA en la toma de ecografías de bajo coste para recoger información de manera sencilla y ayudar a interpretar las imágenes "para que los trabajadores sanitarios puedan identificar mejor problemas en las primeras etapas de la gestación".

El diagnóstico médico mediante imágenes de la retina, realizado con tecnología ARDA, es otro de los campos donde Google está intentado avanzar con la aplicación de la inteligencia artificial, y ya se utiliza en la India. Ahora, el gigante tecnológico quiere ir un paso más allá y está tratando de que esos diagnósticos se puedan hacer de manera individualizada con la cámara del teléfono móvil.

Reconocimiento de idiomas y creación de imágenes

Google no quiere limitar el uso de su tecnología o la venta de sus productos sólo a los usuarios de los idiomas más extendidos, sino que, tal y como ha anunciado, ha lanzado una "investigación ambiciosa para crear un modelo de inteligencia artificial que soporte los mil idiomas más hablados del mundo".

También han mostrado los avances en sus proyectos de creación de imágenes a través de instrucciones de texto Imagen y Parti (la máquina crea imágenes ficticias de una gran resolución en respuesta a órdenes escritas y que, en el caso de la fotografía, parecen muy reales) y dos nuevos proyectos: Imagen Video, modelo de difusión aplicado a secuencias de vídeo, y Phenaki, un modelo que genera vídeos coherentes de larga duración a partir de una secuencia de indicaciones de texto.

Asimismo, mostraron cómo un brazo robótico respondía a cierta información y era capaz de llegar a asociaciones de ideas: así, aparecía una usuaria diciendo por escrito al robot que su taza favorita era la azul y que sus dulces favoritos eran los "emanems", a lo que el robot respondía tomando una pequeña bolsa de "emanems" y colocándola en una taza azul.

Creación literaria

También anunciaron que continúan desarrollando herramientas que ayuden en la redacción de textos literarios, para lo que han convocado a un grupo de autores profesionales para colaborar en el uso de Wordcraft, que se basa en el sistema de diálogo de Google de última generación LaMDA, para experimentar con la redacción de textos asistida por inteligencia artificial.

Seguridad y privacidad

Conscientes de todas las dudas sobre privacidad y seguridad que genera la creación de textos, vídeos de apariencia real de gran calidad o la reproducción de voces humanas fidedignas, todos los ponentes hicieron hincapié en que Google tiene muy en cuenta todas estas cuestiones y cuenta con estrictos protocolos.

"Obviamente, hay algunos problemas aquí que quiero discutir, sobre toxicidad, desinformación y sesgo" en cuestiones como la utilización de imágenes falsas que podrían emplearse "para facilitar aún más que se difumine la distinción entre lo que es real y lo que no lo es", reconoció el científico jefe de la sección de Investigación de Google, Douglas Eck.

En este sentido, Eck apuntó que Google pretende crear controles sobre la "creación de imágenes y vídeos" con esta tecnología para, por ejemplo, "minimizar la generación de contenido tóxico o violento".

Asimismo, apuntó que han trabajado mucho para asegurarse de que estos productos sintéticos sean detectados en caso de que fueran difundidos a través de las redes sociales. "Vamos a seguir trabajando en estas dos formas de control. En primer lugar, cuando se cree, que se cree de manera responsable, y cuando se difunda, que tengamos formas de protegerlo", subrayó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios