Granada-xerez

Vergonzosa imagen (5-0)

  • El Xerez es humillado por el Granada en un partido horrendo y en el que los azulinos ofrecen la peor imagen de la temporada. El equipo se mostró muy frágil en defensa y nulo en ataque.

La igualdad que existe en Segunda División puede hacerte perder un partido ante cualquier rival, por modesto que sea, pero siempre con una cierta dignidad y respeto. Lo de ayer no fue normal. Posiblemente al Granada no le vuelva a salir el partidazo ofrecido, ni tendrá tanta efectividad en sus llegadas. Pero posiblemente no se encontrará tampoco en su camino a un equipo como el Xerez, un rival frágil, que tácticamente es un desastre y cuya filosofía de juego no la sabe ni el mismo Javi López. Su único patrón es el de un equipo lento a más no poder, que soba el balón sin ningún criterio, nulo en el juego por bandas y donde cada uno intenta hacer la guerra por su cuenta.

El resultado, el rotundo 5-0 que le endosó ayer el Granada, un auténtico baño en toda regla y que pone de manifiesto la pura realidad de un equipo, cuyo mal no es cuestión de nombres. No es Gerard, ni Edu Moya, ni tan siquiera Barber, es un cúmulo de desajustes y de escasa confianza en lo que se hace que puede pasarle factura de aquí a poco.   

Como era de esperar, Javi López, ante la ausencia de José Mari, colocó a Héctor Font en la mediapunta dejando a Mario Bermejo como único estilete. Por lo demás, pocas sorpresas pues Óscar Díaz repitió en la banda derecha y Pablo Redondo en la izquierda.

El Granada salió a morder, no esperó ni un minuto para poner cerco a la portería de un Xerez que sólo despertó durante unos minutos, aunque su continua imprecisión le fue dando protagonismo a un rival que sabía bien dónde apretar. Por ahí, por la banda izquierda, Orellana y Nyom hicieron trabajar a Llorente y a Pablo Redondo, y por ahí justamente llegó el gol en una jugada personal del chileno que tras despejar Lledó se la encontró Geijo, en estado de gracia, para mandarla a la red. Habían pasado solamente 12 minutos.

El tanto no cambió excesivamente las tornas. El Xerez seguía a lo suyo, es decir, tocando la pelota, con la posesión la mayor parte del tiempo pero sin ninguna profundidad. Todo lo contrario que el Granada, que manejados por Óscar Pérez y Abel buscaban siempre la espalda de la zaga con la velocidad y verticalidad de Geijo, Orellana y Dani Benítez.

Los azulinos son un equipo previsible a más no poder, apenas tienen juego por bandas y el 'tiki taka' que pregonaba López no es más que un fútbol de mentira, de mucho balón horizontal pero sin ningún peligro. Es más, en más de una ocasión, Font tenía que retrasar su posición para distribuir la pelota (el único que se ofrece) y esa circunstancia restaba al equipo potencial ofensivo y ahogaba la salida de balón con tres hombres estorbándose en el mediocentro.

Mientras, su rival se dedicaba a esperar agazapado atrás esperando salir a la contra y llevaba peligro en cada acción a balón parado, siempre con el sello de Abel Gómez, un jugador maravilloso en este tipo de acciones. Geijo avisó antes de la media hora con un testarazo fuera y cinco minutos más tarde, un córner prolongado en el primer palo lo remató en el segundo Íñigo López llevando el delirio a la grada de Los Cármenes.

¿El Xerez? A lo suyo, tocando y tocando pero sin ningún tipo de convencimiento. Era como un rondo típico en un entrenamiento. El único disparo entre los tres palos lo protagonizó Barber, un lanzamiento que Roberto envió a córner.

Y tal despilfarro lo aprovechó el Granada antes del descanso para sentenciar. Esta vez fue por banda derecha. Dani Benítez ganó la acción a Redondo, se sacó un latigazo con la diestra y el balón no pudo atajarlo Lledó, cuyo rechace lo engatilló al fondo de las mallas Geijo.

Previamente al pitido final, aún hubo tiempo para la tensión. Con Geijo tendido sobre el césped el Xerez no echó fuera el balón y Fabián Orellana, sin comerlo ni beberlo, propinó a Raúl Llorente una patada sin balón, una acción que terminó con el chileno en la caseta. 

La segunda mitad arrancó de manera diferente. Antoñito entró por Barber y el tener a un hombre menos hizo que el Granada diese un paso atrás. Los azulinos encerraron a su rival y empezaron a crear ocasiones. Bermejo pudo acortar distancias a los cinco minutos pero su testarazo lo sacó bajo la línea de gol la defensa. Un minuto después de nuevo el cántabro la tuvo, pero su cabezazo salió alto.

La presencia de Antoñito entre líneas y la movilidad de Capdevila, al que el técnico introdujo a los cinco minutos, encendió la llama de la esperanza de los aficionados xerecistas, que por un momento confiaban en una hipotética reacción. Ni mucho menos.

Con diez, pero con espacios, su rival siguió aprovechando la velocidad de sus puntas para machacar al Xerez, herido de muerte. Dani Benítez, con una cabalgada, dejó en evidencia a la zaga azulina, pero su disparo se fue fuera. No obstante, la jugada posterior la aprovechó nuevamente Benítez para romper a su par y centrar al segundo palo donde Geijo no falló. 4-0.

Un penalti más que riguroso, por presuntas manos de Rubén  justo al borde del área, dio la posibilidad de acortar distancias a los azulinos. Pero no era el día del Xerez. Bermejo lanzó, Roberto rechazó y ni tan siquiera el rechace lo pudo convertir. Instantes después, un buen servicio de Bruno Herrero, que había salido por Cordero, lo cabeceó Antoñito con intención aunque se marchó rozando el poste. 

De cualquier forma, la cosa no quedó ahí y el Granada, bien asentado y aprovechando siempre la distancia entre líneas que existía en su rival, pudo engordar más todavía sus estadísticas.

Nyom y Carlos Calvo estuvieron a punto de lograr la manita, algo que no llegaría hasta el final y gracias a un derechazo de Collantes desde fuera del área al que el guardameta Lledó no pudo llegar.

Ficha técnica:

5 - Granada CF: Roberto; Nyom, Rubén, Mensah, Íñigo López; Óscar Pérez, Mikel Rico, Orellana, Dani Benítez (Collantes, m.78); Abel Gómez (Carlos Calvo, m.67) y Geijo (Muriel, m.84).

0 - Xerez: Lledó; Redondo, Moreno, Lombán, Raúl Llorente; Cordero (Bruno Herrero, m.65), Barber (Antoñito, m.46), Redondo (Capdevila, m.53), Óscar Díaz; Font y Bermejo.

Goles: 1-0, M.12: Geijo. 2-0, M.34: Íñigo López. 3-0, M.43: Geijo. 4-0, M.53: Geijo. 5-0, M.92: Collantes.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Extremeño). Expulsó con roja directa al local Orellana (m.45), por darle una patada a un contrario, y al técnico del Granada Fabri González (m.63), por protestar. Además, mostró cartulina amarilla a los locales Mikel Rico y Rubén Párraga y a los visitantes Redondo, Lledó, Lombán, Óscar Díaz y Bermejo.

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada de Segunda División disputado en el estadio Los Cármenes ante unos catorce mil espectadores, casi un millar de ellos seguidores visitantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios