Blanco llama al PSOE-A a vencer el "derrotismo" instalado en el partido

  • Griñán enfatiza en el comité director socialista la "honestidad" de la organización

El vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, aprovechó su presencia en la reunión del comité director de los socialistas andaluces, celebrado ayer en Sevilla, para apuntalar la moral del partido. Blanco indicó en su intervención que los populares lo único que quieren es que las cosas vayan "mal y a peor, porque es la única posibilidad de llegar a La Moncloa". "Se equivocan y los socialistas seguiremos gobernando en Andalucía y España", sentenció el dirigente del PSOE federal, para quien hay que "vencer el derrotismo que algunas veces impera entre nosotros" y que se instala quizá más entre los propios cuadros del partido, que entre los militantes y simpatizantes, "que nos quieren ver con determinación y no con dudas". El PSOE aprobó las listas municipales de municipios de hasta 50.000 habitantes, aunque seis deberán esperar: Arcos, Níjar, Vícar, Lepe, Moguer y Ayamonte.

Blanco llamó al PSOE andaluz "al combate" contra "las mentiras" sobre presuntas irregularidades en la Junta de Andalucía que reiteran Mariano Rajoy y Javier Arenas, a quienes tildó de ser "los dos dinosaurios que quedan de la época de Aznar". Blanco coincidió con el secretario general de los socialistas andaluces, José Antonio Griñán, en pedir un cierre de filas frente a las crecientes denuncias relacionadas con la gestión del Ejecutivo autonómico, que atribuyeron a una campaña del PP para desmovilizar al electorado progresista. Tras recordar que el líder del PP, Mariano Rajoy, y el presidente del partido en Andalucía, Javier Arenas, tienen en común "que formaron parte del Gobierno de Aznar que negó el pan y la sal a Andalucía", Blanco vaticinó que los andaluces "les van a señalar la puerta de salida a ambos en las próximas elecciones".

El presidente andaluz y secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, enfatizó que esta formación "es un partido honesto que tiene todas sus cuentas auditadas, que no tiene un Gürtel, que no tiene a nadie que pueda avergonzarle" y advirtió de que "el que diga lo contrario, que tenga la gallardía de denunciarlo en el juzgado, que allí nos veremos". Admitió "problemas" en las ayudas de la Junta a empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios