El SAS sustituye al gerente del Clínico y el Regional de Málaga por pedir más recursos

Comentarios 1

Tuvo el reto de gestionar una estructura asistencial con más de 8.000 trabajadores y un presupuesto que ronda los 550 millones de euros en un contexto desfavorable: recortes en la sanidad pública, movilizaciones por contratos al 75% y falta de personal, huelgas de médicos, críticas de sindicatos y una fusión fallida de los dos hospitales de la capital.

A pesar de este contexto conflictivo, José Luis Doña supo lidiar los problemas que surgieron durante la época de su predecesora, Carmen Cortes, gracias a su labor conciliadora. No obstante, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) destituyó ayer al que hasta ahora fuera gerente de los hospitales Regional y Clínico de Málaga. La decisión se tomó el pasado jueves y ayer el propio Doña se la comunicó a los jefes de servicios en el consejo de dirección.

Si bien la Delegación de Salud indicó que la marcha de Doña se debe "a motivos personales", diversas fuentes sanitarias confirmaron que se trata de un relevo por reclamar al SAS más recursos humanos y materiales así como inversión para la sanidad pública malagueña. "Los recursos son necesarios y si no se dan, no se consiguen los objetivos. Si no se consiguen los objetivos no es culpa de los hospitales", indicaron.

Su periodo al frente de la dirección no ha estado exento de problemática, pero destaca su talante de diálogo tanto en el proceso de fusión de los dos centros -proyecto paralizado y en el aire con menos de una veintena de las 42 unidades de gestión clínica integradas- como en las crisis internas -huelgas de médicos y enfermeros-, y la relación con los sindicatos. "Ha reivindicado para la sanidad malagueña lo que le hace falta y ha tenido sus más y sus menos con los gestores del SAS", señalaron fuentes sanitarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios