El dueño del asador dice que prohíbe fumar "por imperativo legal"

  • Salud autoriza la apertura del local, para el próximo jueves, tras comprobar que se han retirado los carteles criticando la ley y los ceniceros del establecimiento. Arias anuncia acciones judiciales.

Comentarios 23

El dueño del restaurante Asador Guadalmina de Marbella (Málaga), José Eugenio Arias, ha declarado este jueves que acata la prohibición de fumar en el interior de su establecimiento "por imperativo legal" y ha anunciado que iniciará todas las acciones pertinentes contra la llamada Ley Antitabaco y contra actuación de la Junta de Andalucía, que considera "desproporcionada" porque ordenó hace una semana el cierre de su local.

Arias, el primer empresario hostelero español que rechazó públicamente la Ley Antitabaco tras su entrada en vigor el pasado 2 de enero, ha anunciado a los periodistas que el restaurante reabrirá el 10 de marzo, una vez que los trabajadores vuelvan de unas vacaciones "más que merecidas".

Asimismo, el dueño del restaurante continuará su cruzada por toda España para recoger firmas contra la Ley Antitabaco. De momento, cuenta ya con 100.000 de las 500.000 que necesita para promover una iniciativa legislativa popular.

El próximo 21 de febrero se celebrará en Madrid, frente al Ministerio del Interior, una manifestación de rechazo a la normativa que prohíbe fumar en los establecimientos públicos, tal y como ha señalado Arias.

La Consejería de Salud ha autorizado este jueves la reapertura del restaurante, después de haber recibido un burofax de su propietario en el que comunicaba su intención de acatar la Ley Antitabaco, y después de comprobar los inspectores en el propio establecimiento que, efectivamente, se cumple la normativa, al menos con la retirada de los carteles en los que la criticaba, elementos externos que probaban el desafío de Arias a la Junta, y con la colocación de otros indicando que está prohibido fumar.

La Delegación Provincial de Salud de la Junta dictó el pasado 10 de febrero el acta de cierre provisional del Asador Guadalmina por no cumplir la Ley Antitabaco, que, finalmente, fue acatada ese mismo día por el empresario hostelero, no sin antes mostrar una evidente actitud de rebeldía.

Con independencia de la reapertura del restaurante, el expediente administrativo de la Delegación Provincial de Salud por una falta muy grave, al obviar de manera reiterada el requerimiento de la autoridad sanitaria, con una propuesta de sanción de 145.000 euros, sigue su curso. De hecho, el dueño del restaurante ya ha presentado alegaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios