Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Un jurado con mayoría de mujeres juzgará al acusado de matar a su compañera

  • El jurado popular enjuiciará al joven que presuntamente mató a su compañera de 18 años, madre de tres hijos, en su vivienda de Utrera (Sevilla) después de cinco años de "brutalidad inusitada"

Comentarios 4

La Audiencia de Sevilla constituyó el viernes, con una mayoría de mujeres, el jurado popular que enjuiciará al joven que presuntamente mató a su compañera de 18 años, madre de tres hijos, en su vivienda de Utrera (Sevilla) después de cinco años de "brutalidad inusitada" contra ella.

Tras la constitución del jurado, el juicio comenzará el próximo lunes con la declaración del acusado y de los testigos, han dicho hoy a Efe fuentes judiciales.

El fiscal solicita 28 años de cárcel para el procesado Andrés R.R., de 26 años cuando ocurrió el homicidio, que había iniciado una relación de pareja con Ángeles G.B. cuando ésta tenía solo 12 años.

Durante los cinco años de convivencia en la barriada de El Tinte de Utrera, según la Fiscalía, el procesado hizo víctima a la mujer de una "brutalidad inusitada" puesto que "eran constante los insultos y expresiones vejatorias, así como las agresiones y amenazas de muerte, éstas últimas incluso en público".

La pareja tenía tres hijos de dos años y medio, un año y medio y siete meses, que a raíz de este asesinato "fueron declarados en desamparo y extraídos del ambiente familiar en que hasta entonces había transcurrido su vida", dice el fiscal.

La Junta de Andalucía, como tutora legal de los menores, está personada en la causa y solicita las mismas penas que el fiscal.

Debido a la "brutalidad y agresividad" del procesado, el juzgado había decretado una orden de alejamiento y había condenado en el año 2004 a Andrés R.R. a un año de prisión.

El asesinato ocurrió en la noche del 27 al 28 de noviembre de 2004, cuando tras una discusión el acusado tomó un cuchillo de 35 centímetros, que ocultó en su pantalón, subió al dormitorio y se sentó sobre el vientre de la víctima, que estaba tendida boca arriba en el colchón, de forma que limitó "claramente su capacidad de defensa".

Entonces le propinó 21 puñaladas, a la vez que con la otra mano le agarraba la cara y el cuello, impidiéndole la respiración y la capacidad de reacción, añade el fiscal.

Seis de las puñaladas se dirigieron al tórax y le ocasionaron "inevitablemente la muerte", pero las restantes se dirigieron a la espalda y extremidades y causaron a la víctima "un periodo agónico antes de morir, sintiendo cada unas de las puñaladas que recibió", según el fiscal.

Junto a los 25 años de cárcel por asesinato y 3 por un delito de maltrato habitual, la Fiscalía y la Junta pedirán al jurado el pago de una indemnización de 150.000 euros a cada uno de los tres hijos de la fallecida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios