Un trabajador del metro de Granada muere aplastado por un ascensor

Un operario del Metro de Granada murió ayer en un accidente laboral mientras realizaba la instalación de los sistemas de sonido del transporte público en la parada Alcázar Genil. El trabajador, de 52 años y natural de Arteixo (La Coruña), se encontraba realizando los trabajos en un ascensor que, por causas que se desconocen, se puso en movimiento, lo que provocó su fallecimiento por asfixia tras quedar atrapado en la parte de arriba. Su intención era acceder a una zona más alta para instalar unos altavoces.

Hasta el lugar de los hechos, que ocurrieron sobre las diez de la mañana, acudieron efectivos del Cuerpo de Bomberos, de la Policía Local, Nacional y sanitarios. Los primeros intentaron sin éxigo abrir la puerta de acceso del ascensor que, al parecer, se había bloqueado, por lo que decidieron romper el cristal. Sin embargo, al acceder no pudieron hacer nada por salvar la vida del trabajador.

El elevador se activó cuando el operario trabajaba encima de su techo

El accidente provocó una enorme conmoción en el barrio de Jardín de la Reina. Durante al menos hora y media la zona permaneció acordonada y no se pudo acceder a los comercios. "Cuando llegué los bomberos ya estaban rompiendo el cristal", explicó José Arévalo, que regenta un establecimiento justo frente al ascensor.

Hacia las once de la mañana el fallecido fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia. A esa hora, la delegada de Fomento de la Junta de Andalucía, Mariela Fernández Bermejo, se personó en el lugar de los hechos, donde transmitió su pésame a la familia y los amigos del fallecido. "Se ha producido un atrapamiento en el ascensor aunque no tengo más datos", detalló la delegada, que recordó que, como todo accidente laboral, se ha iniciado una investigación para dilucidar las causas del suceso. "Estamos en colaboración con la Policía y con las distintas empresas" añadió la delegada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios