Apalabrada la cesión de Aythami

  • El Xerez tiene ya un acuerdo con el jugador y el Deportivo de la Coruña para que el central sea azulino hasta final de temporada · La llegada del futbolista está pendiente de la compraventa de la entidad

La dirección deportiva del Xerez continúa trabajando en este mercado invernal que encara su recta final. Miguel Ángel Rondán y sus colaboradores, a pesar de que el club se encuentra en plena negociación para una posible venta, siguen peinando las plantillas de distintos equipos en busca de futbolistas que puedan ayudar a que el equipo salga de la delicada situación en la que se encuentra.

Uno de ellos es el central del Deportivo de la Coruña Aythami Ardiles, un futbolista con el que ya ha alcanzado un principio de acuerdo para que refuerce el plantel. Club gallego y Xerez tienen todo casi arreglado para que si finalmente no se realiza la posible venta al empresario Juan Morales refuerce al cuadro azulino a principios de la próxima semana.

Como ya adelantó este Diario en su edición de ayer, el Xerez no está dispuesto a frenar la maquinaria ante la demora en la operación de compra-venta y ésta es la prueba más evidente.

Aythami Artiles es un defensa central, de 21 años y 1'85 de estatura, cuyas mejores virtudes son la contundencia y el dominio del juego aéreo. Esta temporada aterrizó en el conjunto gallego procedente de la Unión Deportiva Las Palmas (club donde se formó como jugador y donde ha jugado más de 100 partidos en Segunda) y que solamente ha disputado un partido (en Copa) a las órdenes de Miguel Ángel Lotina. Curiosamente, el club que preside Augusto César Lendoiro pagó por él más de seiscientos mil euros.

La operación, no obstante, está a expensas de lo que pueda ocurrir con el futuro de la entidad, pues su cesión del Xerez todavía no es oficial ni está firmada.

El futbolista, que llegaría cedido hasta final de temporada y que ha sido internacional en categorías inferiores, admitía ayer que "está casi todo hecho, aunque del todo no, por eso quiero ser prudente".

La opción xerecista la ve con buenos ojos, primeramente, "porque lo que quiero ahora mismo es jugar, ya que aquí no tengo minutos y no cuento para nada para el míster", pero también porque "allí conozco a Momo y Adrián y ya me han hablado del equipo y de la ciudad. La verdad es que tengo ganas de que todo se arregle y poder ayudar a que el Xerez salga de esa situación".

El robusto central asume su llegada al Deportivo como "un reto personal primero para demostrar que soy válido y luego para sacar al Xerez de ahí, como ya digo. Conozco a su plantilla y creo que tiene mejor equipo que al año pasado cuando me enfrenté a ellos con Las Palmas, por eso me sorprende un poco todo. Por nombres tiene mucho más equipo de lo que parece, pero están en una mala situación y ya se sabe".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios