fútbol tercera división

El Arcos se complica más

  • Los de Mariano Suárez no pueden con un Ceuta que va a más y que se lleva los tres puntos gracias a dos goles de Willy, el mejor del encuentro

Willy celebra el primero de los dos goles que le hizo ayer al Arcos en el Municipal de Jédula. Willy celebra el primero de los dos goles que le hizo ayer al Arcos en el Municipal de Jédula.

Willy celebra el primero de los dos goles que le hizo ayer al Arcos en el Municipal de Jédula. / arcoscf

Intenso partido y también algo sucio el que disputó el Arcos en el Municipal de Jédula por la resiembra del Barbadillo contra el Ceuta. Derrota dura para los locales que les complica, aún más, su situación en la tabla a falta de sólo cuatro jornadas para que finalice la competición.

Durante los primeros minutos hubo mucha pelea, mucha intensidad y varios duelos individuales. Al Ceuta se le vio con las ideas más claras y gracias a la victoria ante el Arcos el equipo autónomo se coloca a tan solo un punto del primer puesto de la clasificación, pisándole los talones al filial cadista, líder absoluto hasta el momento y que ya ha logrado el pasaporte para disputar la fase de ascenso a Segunda B.

Los blancos salen más enchufados en la 2ª parte y Maqui empata pero acaban cediendo

El Arcos comenzó el partido con serias dudas y con temores, ya que no podía permitirse cometer ni un solo error. Ese ansia fue el que no le permitió llegar apenas a la portería rival. En los primeros cuarenta y cinco minutos se vio algún tiro de Melo, pero estos se marchaban fuera. Los locales lo estuvieron intentando, pero los disparos fueron imprecisos y no generaron temor en la portería de un rival firme.

El Ceuta se desplegó con mucha velocidad en ataque y jugó mucho con las bandas. Aunque tampoco creó excesivo peligro, salvo por mediación de Willy, el jugador estrella y el que lleva la batuta del equipo. Mientras Willy y Chaquir movían el juego ceutí, el Arcos no encontró conexión entre sus líneas y parecía estar bloqueado.

El primero de los dos goles ceutíes llegó gracias a que Willy empalmó una bolea con la zurda de forma primorosa, tal y como el balón cayó en sus pies. La bola terminó entrando pese a la estirada de Toni Lechuga.

El Arcos intentó reaccionar tímidamente, pero nada... Empezaron las dudas y llegaron las primeras tarjetas amarillas para los jugadores. Con este panorama, ambos conjuntos se fueron a a los vestuarios.

En la segunda parte, el Arcos salió mucho más enchufado. Y fue cuando llegó el único tanto local del partido. Juan Gómez centró y le puso el balón a Maqui de forma magistral. Este no dudó y remató al fondo de las mallas rivales, poniendo el empate a uno en el marcador y dando un poco de aire al equipo.

Pero todo eso se vino abajo cuando en un choque entre el guardameta Toni Lechuga e Ismael el colegiado señala penalti. Willy, de nuevo, engañó a Toni en la pena máxima lanzando el balón por la derecha. El crack ceutí hizo el 1-2 definitivo.

A partir del segundo gol, el partido perdió toda su fluidez. El Arcos no encontró ninguna ocasión para empatar otra vez el partido y se queda en una situación comprometida. No levanta cabeza y va a terminar la temporada con malas sensaciones y lejos del objetivo con el que partió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios