FÚTBOL l Segunda División A

Carmelo acerca el ascenso

  • El Numancia supera al cuadro malaguista con dos goles del mediapunta canario

El CD Numancia casi ha certificado su ascenso a la Primera División después de vencer ayer en un trepidante encuentro disputado en Los Pajaritos al segundo clasificado, el Málaga (2-1), con dos goles de Carmelo.

Julio Álvarez dio el primera aviso para los locales al internarse entre líneas y ser derribado por Hélder Rosario. La posterior falta lanzada por el propio jugador del Numancia dio en la barrera.

Ambos equipos se tuteaban e incluso respetaban el juego del rival siendo el Málaga el equipo que realizaba una presión en el centro del campo sobre los jugadores del Numancia.

El portero del Numancia Jacobo intervino en pocas ocasiones en la primera mitad ya que los lanzamientos de Paulo Jorge y Rossato apenas crearon peligro sobre el marco contrario.

El primer gol soriano llegó pasada la media hora de juego. Fue Carmelo, tras una buena falta sacada por Julio Álvarez, quien acertó a mandar al fondo de la redel balón de un gran testarazo. El canario, completamente solo dentro del área, remató sin oposición haciendo el 1-0.

La segunda mitad comenzó de igual modo que la primera pero pronto cambiarían las cosas, ya que Juan Ramón Muñiz, viendo el desarrollo del encuentro, realizó el primer cambio del partido sacando a dos jugadores ofensivos, Gerardo y Peragón.

El futbolista del filial, Gerardo, cuando tan sólo llevaba 3 minutos sobre el terreno de juego de Los Pajaritos, se fue de cuanto rival le salió al paso y su disparo raso cruzado no pudo atajarlo Jacobo. Era el empate a uno y la euforia se trasladaba al bando malaguista.

El Numancia no se vino abajo sino que dio la réplica a los malacitanos cuando de nuevo Carmelo, el goleador de la mañana, encaró en solitario a Goitia y ante la salida de este cruzó el balón con suspense, ya que dio en el palo y entró mansamente en la portería.

Con el marcador en contra el Málaga se fue arriba y los últimos minutos fueron de auténtico infarto. Pudo empatar el cuadro visitante en la última acción del partido, en una falta colgada al área que ninguno de los atacantes supo resolver. Precisamente en esta misma jugada fue expulsado Welligton al entender el colegiado que había saltado con malintención a rematar, ya que golpeó la nuca del soriano Mario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios