fútbol liga de campeones

Cita bajo control

  • El Barcelona debe hacer bueno el 4-1 en el Olímpico de una Roma que sueña con la hazaña de la remontada

Messi y Luis Suárez dialogan, con Andre Gomes al fondo, en el Olímpico. Messi y Luis Suárez dialogan, con Andre Gomes al fondo, en el Olímpico.

Messi y Luis Suárez dialogan, con Andre Gomes al fondo, en el Olímpico. / Riccardo Antimiani / efe

El Barcelona visita el Olímpico de Roma, donde intentará hacer valer el 4-1 de la ida para clasificarse hacía unas semifinales de la Liga de Campeones de la que falta desde 2015, lo que intentará impedir un conjunto romano tocado, pero dispuesto a que se produzca el milagro.

Con las bajas de Digne, lesionado, y de Coutinho, que no puede disputar la Champions con el Barça, los azulgrana viajaron a la capital italiana, donde nunca han derrotado al conjunto romanista. Hasta esta eliminatoria, ambos equipos sólo se habían visto las caras en la fase de grupos. En sus dos visitas al Olímpico, el Barça encajó una derrota (3-0, la temporada 2001-02) y logró un empate (1-1, en la 2015-16).

Hoy, no obstante, podrá especular con los tres tantos que tiene de renta tras golear, en el Camp Nou, al equipo de Eusebio di Francesco, en un partido en el que el juego del conjunto local brilló bastante menos que el resultado. Con la Liga prácticamente sentenciada, Ernesto Valverde ha podido dosificar a sus hombres pensando en este encuentro de Champions. Así, en la victoria del pasado sábado contra el Leganés (3-0), Umtiti y Busquets no jugaron contra el conjunto madrileño e Iniesta y Jordi Alba empezaron en el banquillo. Los cuatro volverán a la titularidad ante la Roma, en un once en el que la única duda es saber si el técnico barcelonista apostará por Dembele para acompañar a Messi y Luis Suárez en la punta de ataque, o regresará al 4-4-2 reforzando el centro del campo con Paulinho o Andre Gomes.

Por su parte, la Roma de Di Francesco encara el duelo de vuelta con el deseo de conseguir una hazaña, ya que nunca en su historia europea los romanos han logrado remontar tres tantos de desventaja. El meta Alisson aún no ha encajado goles en Europa en casa, y la Roma confía en esa solidez defensiva para voltear la eliminatoria. En su historia, ya logró un 3-0 en casa contra el conjunto catalán, aunque ese resultado llegó en la segunda fase de grupos de la Liga de Campeones del curso 2001-02, y no en un encuentro de eliminación directa.

Para el partido, el técnico de la Roma recupera a Nainggolan y Cengiz Under, pero no podrá contar con Perotti, que se quedará fuera de la lista al sufrir problemas físicos. La defensa estará formada con toda probabilidad por Florenzi, Fazio, Manolas y Kolarov, por delante del meta Alisson. En el centro del campo jugarán el capitán, De Rossi, junto a Strootman y Nainggolan, que disputó noventa minutos el sábado contra la Fiorentina tras recuperarse de un problema muscular. Di Francesco confirmó ayer en rueda de prensa la baja de Perotti, y todo a punta a que serán El Shaarawy y Under quienes ocuparán las dos bandas, en un tridente que estará liderado por el internacional bosnio Dzeko.

El número 9 de la Roma lleva cinco goles en esta temporada europea y ya marcó al Barcelona en la ida, situando el momentáneo 3-1 en el marcador antes de que Luis Suárez lograra el definitivo 4-1 para el conjunto barcelonista, claro favorito para pasar de ronda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios