Cruel castigo para el Algeciras

Dijo el Che Guevara que de las derrotas se aprende más que de las victorias. Si eso es verdad, y además aplicable al deporte, el Algeciras está haciendo un curso acelerado de fútbol que no tiene precio. Lo que ayer recibió fue una lección magistral. José Luis Montes confeccionó un equipo con ocho canteranos (tenía cuatro más en el banquillo) que se instruyeron en las maldades de la Segunda B. Hicieron casi todo correcto para sacar una victoria sobre el Mazarrón hasta que cometieron dos errores que les condenaron a un nuevo revés. El cuarto consecutivo de una racha de veinte jornadas sin ganar.

El conjunto algecirista, que ya hace tiempo que sabe que no puede hacer nada para evitar el descenso, saltó al campo más concentrado que su adversario, para el que el resultado era más importante. Bien dispuesto, el equipo local hizo un fútbol poco vistoso pero que le sirvió para amarrar al Mazarrón y ponerlo en serios apuros. Quién lo iba a decir de un Algeciras cuyos jugadores (la mayoría) estaban hace dos días en juveniles o tres categorías más abajo. El Mazarrón se vio superado y en el 42' Juanjo cometió penalti sobre Álvaro Benítez cuando éste se disponía a rematar a puerta. La pena máxima la lanzó Alfaro y Escalona la rechazó, pero el balón salió despedido en vertical y en su caída el propio jugador algecirista la remató a cabeza al fondo de la red.

Tras el descanso el Algeciras siguió igual hasta que en un contraataque el visitante Brais aprovechó un despiste de la zaga local para meter el pie lo justo y superar a Félix. En el minuto 70 después un saque de esquina terminó en gol. En el definitivo 1-2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios